320 días para ser un cumplir un sueño… Ironman en Lanzarote 2017…

## Esto lo escribí finalizando nuestro viaje a China y los días posteriores… pero por no saber si me iba a inscribir… no publiqué nada…##

Primero… ¿Porque ataraxia? Si sigues este blog… ya sabrás porque…

En otro post, publicaré todo el dolor que llevó desde que puse rumbo al Ironman de  Lanzarote 2017….

 

El día 12 de marzo de 2015 fue un día duro para mí, por realizar una de las tantas locuras que hago y  sin entrenarlo, que fué recorrer los 100 km de la ‘Transilicitana 2016’ de Elche. Yo seguía con los entrenos cortos e intensos, series, cambios de ritmo…  dejando de lado las tiradas largas que hacen falta para este tipo de pruebas… 

Hay varias cosas que tengo, buenas y malas… Y es, que lo doy todo en cada cosa que me propongo, me exprimo en cada carrera y entreno, esto me lleva a llegar delante… O lesionarme, o las dos cosas. Nunca me he retirado de ninguna carrera y he tenido muchos motivos para ello… pero hay algo que me dice que siga. 

En la tansicilitana llegue a ir octavo de la general en el km 60, a partir de ahí fui rompiéndome poco a poco los cuadriceps hasta que tuve que andar muchos kilómetros al final. Esto retrasó más de una hora y cuarto mi llegada y mi descenso a la posición 20 final con 12 horas en total. Llegué agotado, después de ir más de 10 horas prácticamente en solitario, intentando pensar en cualquier cosa menos en lo que me quedaba para llegar, mi familia, amigos, viajes,… una vez llegué a meta…

Ahí estaba mi Enma, como siempre, apoyandome en todo, esperándome heladica de frio, y recibiéndome con un gran abrazo y beso, y que después de todo el esfuerzo que llevaba detrás solo pude responder con alguna lagrima que me caía… tambien me acorde de mi familia y amigos, que sobre el km 55 mandé un pequeño video diciendoles que todo iba bien (aunque no del todo), y que no se preocuparan, que fuese como fuese… llegaria…

Acababa de superar un gran reto, tanto físico como mental… y aún sigo sin entender porque me apunté a esa carrera, si yo no entrenaba para eso, ni me la zona del recorrido ni la distancia… y más pensando que un futuro me gustaría hacer un Ironman…

Estuve dos semanas muy jodido casi sin poder andar bien, y no digo para correr… Hoy 1 de julio (casi 5 meses después)  aún no estoy del todo recuperado de mis cuadriceps, pero necesito empezar, despacio… pero empezar. Se han esfumado todos los entrenos posteriores, las horas dedicadas, el esfuerzo… Ahora… Toca empezar de cero. 

Cuando tienes una lesión grave piensas en dejarlo todo… ¿De qué me sirve llevar el cuerpo al máximo?¿Es que me voy a ganar la vida con esto? Y no sólo lo piensas tú, si no los que hay a que tú alrededor piensa lo mismo, y encuentras muy pocos apoyos que te saquen a flote. Todo son frases de tipo…

  • Tú estás loco.
  • Algún día te va a dar algo y te acordarás de lo que te digo.
  • Eso no es vida… 

Y un largo etc de personas que el único deporte que practican es viéndolo por la tele… esto es lo que se llama acomodarse en la vida, no tener sueños,  no tener ganas de tener retos durante los años que físicamente estamos en forma y con ganas de no quedarte encerrado en casa viendo pasar la vida a través la caja tonta.

Durante nuestro viaje a China en Junio hemos vivido lluvia intensa, calor extremo por encima de los 42 grados! con el viento caliente soplando…y en esas condiciones vi a dos ciclistas entrenando… (Y es muy raro en China ver a gente entrenando), esto me hizo pensar que porque me quejo en España… Tenemos el mejor clima posible, las temperaturas no llegan a estos extremos, el tráfico es llevadero, tenemos muchas zonas para correr y entrenar en bici… Y todo esto me encendió de nuevo la ilusión por hacer algo grande… Algo que llevo queriendo hacer durante muchos años y que por la natación y el poco tiempo del que dispongo no he realizado… Algo que no todo el mundo no entiende, ni siente… Ser un Hombre de Hiero…  

Siempre he visto de lejos el Ironman de  Lanzarote, considerado el segundo más duro del mundo, (solo por detrás del Ironman de Hawai), el que te exprime al máximo, que te saca lo peor y mejor de ti… que lo llegas a odiar y luego a querer… Yo quiero llegar, acabar y quizás volver con más fuerzas…

Alguno de los periodos de entrenos más duros que he tenido anteriores fue para prepararme para la Marcha de la  Quebrantahuesos 2015,  lo más duro no fue la carrera, si no los meses de entreno con lluvia, frío, rodillo y más rodillo, madrugones, compaginar los entrenos con el trabajo, familia, vida social… Eso es lo realmente duro y más difícil de llevar cuando te enfrentas a un reto como este. 

Si te pones a leer por internet verás entrenamientos de todo tipo, de más horas a menos horas… Y con resultados dispares. Lo mejor es que saques las horas que puedes entrenar a la semana. En mi caso habrá día que doble sesiones, por lo que me tocara madrugar más, las 6 de la mañana será un número mágico para mi…

Lo más flojo que voy a llevar es la natación, porque soy un submarino, me hundo… Según dicen tienes que entrenar más horas la disciplina que peor llevas… Pero la natación son 3.8 km, en el peor de los casos espero salir del agua a media hora del líder. ¿Merece la pena pasar tantas horas en el agua y dejar más de lado la bici y correr? Sin contar la preparación de gimnasio.

Esto lo iré viendo mientras avancen los entrenos. Por ahora voy a empezar intentando combinar el día de piscina con correr o bicicleta. Ya que no voy a aguantar más de media hora intentando no hundirme en el agua…

¿Merece la pena arriesgar? Yo creo que si…

Empezamos… y siempre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.