Banyeres, escapadas con encanto. Que visitar, donde comer, que hacer.

Banyeres de Mariola, un pueblecito pintoresco cargado de encanto e historia, situado a los pies de la Sierra de Mariola y donde notaremos un entorno agradable y tranquilo donde desconectar, descansar y comer muy bien.

Nuestra pequeña escapada viene dada por mi participación en el clásico Duatlon de Banyeres, donde a pesar de ser un Duatlon de Carretera la carrera a pie discurre por sendas de tierra, y el sector ciclista por innumerables cuestas con hasta el 15% de pendiente.

Nuestra llegada desde Almoradi se produce viernes, alojándonos en el Hotel – Restaurante Venta el Borrego.

Es un hotel familiar situado a tres kilómetros del centro de Banyeres. Tener en cuenta que no es un “Hotel” con recepción 24 horas, ya que os darán las llaves de la habitación durante toda vuestra estancia.  No nos gustan las habitaciones con llave normal, es decir, que no sea de tarjeta, ya que cualquier puede hacer una copia de la misma y entrar en la habitación.Pero también es verdad que el lugar no invita a eso.

Podéis leer las opiniones de todos los lugares visitados aquí, (https://www.tripadvisor.es/members/enmayjose).

La habitación que nos dieron estaba bastante limpia, aunque podría mejorar la limpieza del aseo y cambiar el conjunto del baño por algo mas actual. De todas formas se nota una pequeña reforma en las habitaciones y son muy espaciosas. El personal del lugar es muy amable y nos ayudó en todo en nuestra llegada.

Llegamos viernes por la noche, por lo que decimos cenar en el restaurante. Decidimos pedir varias tapas al centro, y la verdad sorprende los sabores. La calidad de los productos es muy superior a los que tenemos en nuestra zona, y a pesar de que estamos a poco más de 1 hora de camino.  Por lo que Enma y Jose recomiendan pasarse por este Restaurante y probar alguna de sus variadas tapas.

  

En mañana del sábado fuimos a visitar el pueblo, y empezamos desayunando en un pequeño bar situado justo enfrente de la Parroquia Nuestra Señora de la Misericordia, que está situada justo en el centro de la ciudad de Banyeres, y donde sería el punto de inicio de nuestra ruta.

No pudimos entrar a la Iglesia porque estaba cerrada, y decidimos ver los horarios de apertura del Castillo y Museo Festero, Museo del Papel y Museo de la Espadenya. Os dejamos los horarios y precios para que podáis visitarlos sin perder tiempo.

MUSEU VALENCIÀ DEL PAPER

Lunes y martes cerrado
Miércoles y jueves: 13:00-14:00 / 17:00-19:00 
De viernes a domingo: 12:00-14:00 / 17:00-19:00
Precio: 1.50 Euros y 0.75 Euros (entrada reducida) 

MUSEU DE L’ESPARDENYA

Lunes y martes cerrado
Miércoles y  jueves. 11:00-13:00/ 16:00-17:00
De viernes a domingo: 10:00-12:00/ 16:00-17:00
Gratuito  De lunes a jueves cerrado.

MUSEO ARQUEOLOGICO TORRE FONT BONA

De viernes a domingo: 19:00-20:00
Precio: 1 Euro y 0.50 Euros (entrada reducida)

CASTILLO Y MUSEO FESTERO

De lunes a viernes cerrado
Sábado y domingo: 11:30-13:30/ 16:00-18:00
Precio: 2.50 Euros y 1.25 (entrada reducida)

 

Nuestra primera visita fue al museo de la espardenya y museo del papel, donde os atendió Maria Jesús, y entablamos una conversación de varias horas muy amena y que se nos pasó volando. Mos habló sobre la historia del pueblo, de la ruta de los molinos, de la evolución del papel y sus usos en la historia, del esparto que ahora está tan de moda, y hablamos hasta de viajes. La verdad es que no encanta conocer a personas que viven su trabajo y saben comunicar, porque muchas veces creemos que es aburrido visitar museos, pero si te explican cada una de las historias podríais pasar horas y horas disfrutando de cómo han evolucionado los productos hasta llegar a los actuales.

Os recomendamos que los visitéis y pregunteís por Maria Jesús, no os defraudará. Están situados en el mismo punto de información de la ciudad.

En el mismo punto de información podéis recoger varios mapas de la ciudad, con la agenda cultural, actividades… y también la guía para comer en Banyeres.

A nosotros nos llamó la atención el Restaurante RestoBar Lajubet o L´ajubet, donde la opinión en Tripvisor lo dice todo. Podéis ver la elaboración de los platos y la calidad de los mismos. Un soberano 10 para las propietarias del sitio, ya que han encontrado un buen punto entre la calidad y el precio. Si algún día pasamos de nuevo por la zona, lo visitaremos de nuevo.

Despues de tomarnos el café correspondiente decidimos ir a visitar el Castillo de Banyeres, siendo este lo más representativo del pueblo.

Tienen una sala donde podéis ver la Historia del Pueblo y del Castillo, Mediante dos proyectores te proyectan dos imágenes, y se hace muy ameno el conocer de forma resumida la historia del lugar. Muy pocos sitios tienen este tipo de salas tan bien realizadas donde sentarte y meterte de lleno en épocas tan antiguas.

Video Castillo de Banyeres

La visita del Castillo y el Museo Festero dura lo que uno quiera, podeís recorrerlo a la velocidad queraís. Desde su Torre más alta podéis contemplar toda la ciudad y la Sierra de Mariola,

aquí nos dimos cuenta de las enormes mansiones que coronan muchas zonas de la Sierra de Mariola, haciendo que un bonito paisaje pase a emborronarse con estas atrocidades permitidas por algún gobierno con los bolsillos llenos…

Una vez salimos del Castillo con muchas fotos en nuestros móviles pusimos rumbo a la habitación para descansar, ya que tenía la carrera a la mañana siguiente y estar subiendo y bajando cuestas no era la mejor manera de relajar las piernas.

Una vez acabada el duatlón pude comprobar la dureza del terreno debido a la gran cantidad de cuestas en la zona. Cansado, pero contento con la posición obtenida en el autonómico, fuimos a comer al pueblo de Bocairent, cercano a Banyeres. Buscando por internet reservamos en el Restaurante Rabet de gat, (ubicación aquí) donde nos dejaron meter la Bicicleta (ya que no me fiaba dejarla a 1 km del restaurante). El Restaurante está un poco escondido, y se acceder mediante una cuesta antes de llegar a la plaza del ayuntamiento.

Nuestra opinión también es positiva de este Restaurante. Como hemos comentado en Tripvisor nos gustaron todos los platos, y una de las cosas que dice mucho para nosotros de un restaurante es el postre, y os aseguramos que las crepes que nos pusieron con ese chocolate estaban para chuparse los dedos…

Dar las gracias a sus propietarios por la amabilidad de dejarnos meter la bici en su local, ya que no me fiaba de dejarla en la parte trasera del coche.

Y con esto pusimos fin a nuestro fin de semana de desconexión, pero volvimos a casa con la sensación de ser un poquito más felices, si eso es posible.

¡Gracias viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.