BeerMad, Parque del Retiro, Circulo de las Bellas Artes, Caixa Fórum, Mercado de la Latina, y unos calamares por Madrid. ParteIV (The End)

Nos queda día y medio en Madrid, y ayer Enma vio que en Madrid se iba a realizar una Feria de Catas de Cerveza en La Caja Mágica de Madrid. El evento se llama BeerMad (Mercado de la Cerveza Artesana).

Para llegar hasta la Caja  Mágica volvimos a coger el metro, y tardarnos alrededor de 45 minutos en llegar, ya que esta parada, está alejada del centro de Madrid, pero mereció la pena, y os vamos a decir porque.

En el evento había decenas y decenas de tipos de cervezas, por lo que es imposible probarlas todas, XD. Al entrar compramos un vaso de cristal, y con este vaso iremos de puesto en puesto probando cervezas, estas cervezas van, desde los 2 euros, hasta los 3,5 euros, y existen tipos de cervezas hasta para el que no le gusta el sabor de la cerveza.

 

Gracias a ir en Metro pudimos probar cervezas de muchos tipos (ni se os ocurra conducir), pero cuando empezamos a estar un poco mareados, decidimos comer.

Venimos del lugar de España conocido entre otras cosas, por especialidad en paella, y fuimos a dar con un puesto donde estaban acabando de hacer una paella que tenía muy buena pinta… por lo que decimos comprar una ración por 5€, ¿Resultado? Buenísima. Teníamos una foto del cartel con nombre del restaurante que ha realizado la paella, y se encuentra en Algete, es el Restaurante Gafotas.

Música, cerveza, eventos… ¿Que más se puede pedir? De aquí salimos “contentos”, y fuimos de nuevo al metro para bajar un poco el alcohol, y la comida. Pusimos rumbo al Parque del Retiro, pasando por el emblemático Edificio Metrópolis, Fuente de Neptuno, Fuente de la Diosa Cibeles, Monumento a los caídos, y la Puerta de Alcalá. Son 5 lugares en los cuales cada piedra tiene cientos de historias que contar. Lo mejor es que hagas caminando está ruta, y después entres al Parque del Retiro.

Desde aquí entramos al Parque por una de las puertas más turísticas, que dan acceso al pequeño lago artificial, y donde decenas de barcas navegan de una punta a otra. Hace ya muchos años que vinimos a Madrid, cada uno por su lado, y ya habíamos montado a las barcas. La experiencia no es un subidón, como para volver a subirnos, ya que venimos de la costa de España y tenemos el mar a 15 minutos, por lo que decidimos explorar otras zonas del parque del retiro, donde no hay turismo, y los locales disfrutan tumbados de una pequeña siesta, bajo la sombra de los castaños, o simplemente juegan un partido de futbol en sus instalaciones.

Después de pasear y relajarnos en el parque, pusimos rumbo al Caixa Fórum de Madrid, para ver sus exposiciones de la Obra Social la Caixa.

Sus instalaciones en Madrid eran muy modernas, y disponían de varias plantas. En este caso solo tenían 3 plantas ocupadas, y la entrada costaba 4 euros, aunque si eres cliente de la Caixa, el acceso es gratuito.  ¿Merecían la pena las exposiciones? Alguna sí, pero la mayoría No, sobretodo en una que querían publicitar un pueblo, y no sabemos porque… salían camiones y carteles de una empresa de construcción…

Salimos un poco desencantados del Caixa Forum, pero ahora nos íbamos a ver una película, de estas que llaman “de culto”, en el Circulo de las Bellas Artes. La entrada nos costó 7 euros, y pese a que el cine era grande y muy cómodo, solo unas 20 personas ocupábamos sus butacas. La película en concreto se llama “ABRIR PUERTAS Y VENTANAS”. La película es Argentina, y… solo podemos decir eso… porque en si la película… no dice nada, caerá en el olvido, es previsible, sin trama, sin vida… hemos visto bastantes películas llamadas de “culto”, y alguna nos ha gustado, pero esta no…

Teníamos hambre, y aún no habíamos ido a comernos el típico bocata de calamares. Y llevé a Enma a Cenar a un clásico de Madrid, que mucha gente no conoce.  

Nos encontramos ante “La Ideal” en una de las entradas de la Plaza Mayor. Todas las veces que hemos aparecido por Madrid, hemos pasado por aquí a comer los auténticos calamares recién cocinados.

Desde aquí fuimos a tomarnos un café, ya que teníamos que esperar hasta las 23:30 que empezaba la última experiencia de Enma… El monologo de Goyo Jimenez… Para todos los que os gusten este monologuista, os gustará saber que no repite los chascarrillos de todos sus monólogos televisados, y que aparecen por internet.

Pero si queréis saber más sobre este espectáculo, tenéis que leer este Post dedicado a este evento.

Después de reírnos durante dos horas, nos dimos cuenta que casi no llegamos al metro para volver a nuestro hotel… por lo que no pudimos quedarnos a hacernos unas fotos con Goyo, y que nos hubiera encantado.

Al día siguiente solo nos quedaba por visitar el Mercado de la Latina,  o Rastro de la Latina, ubicado AQUÍ

Este mercado tiene más de 400 años de historia, y es uno de los más importantes de Madrid. Aquí encontrarás de todo, y para todos los gustos. Desde antigüedades, colecciones de vinilos, cuadros, ropa, intercambio de estampas, sellos, música, espectáculos…

El mercado recorre varias calles de la Latina, y tardareis unas cuantas horas en verlo por competo. Seguro que algo… os lleváis de recuerdo. Como consejo… negociar bien el precio, esto no es China ni Tailandia, y no esperéis conseguir ese tipo de descuentos.

Y con esto pusimos rumbo a nuestra casa, a volver a la normalidad, y deseando volver a coger las mochilas…