Ángel – Camino Portugués: dos y dos no siempre son cuatro

Ángel… ¿y porque pongo los puntos? Porque Ángel es de la persona de la que me es más difícil describir, y a la vez, también muy fácil… ¿Tiene explicación? Si, pero podría darme para una trilogía, y quien sabe, lo mismo algún día nos da por ser escritores, XD.

Lo mas raro es que no nos conocemos desde hace tantísimos años, entre 20 y 30 años por lo menos, pero la mala suerte o buena suerte hace que desde hace unos años nos conozcamos de una manera distinta, y es que un día tonto, me dio por eliminar de mi vida a todos aquellos que en lugar de aportar algo, solo me hacían restar. Y Ángel tiene, “esa persona mala que lleva dentro” y que dice frases del tipo… “Y porque cada uno hace con su vida lo que le dé la gana mientras no moleste a otra persona”, y esa educación no la entienden muchas personas

Leyendo su camino, soy capaz (y es raro en mi) de empatizar son sus palabras, y no me quiero alargar, ya que el protagonista de la historia es él, pero solo quiero decirle a través de estas líneas, que cada vez que alguien me hablan de ti, me aparece de forma instantánea una sonrisa en mi cara, y eso traducido al idioma del mas simple mortal… significa que siempre tendrás un amigo para recorrer con 70 años una nueva etapa del camino de Santiago para poder seguir escribiendo más páginas como esta…

Arrancamos!

                El camino, el tuyo, empieza mucho antes de andar. En mi caso desde que un amigo (Jose) me contaba con detalle y entusiasmo su experiencia. Son estas palabras escritas mi manera de devolverle que me insistiera tanto. Es de buen amigo devolver favores. Pues bien: unos días libres acumulados, un viaje económico y la necesidad de desconectar hicieron el resto.

Sigue leyendo