Dos días en Cuenca, Casas Colgadas, Puente De San Pablo, Ciudad Encantada y Uña.

Nos levantamos sin prisa en el hotel de Fuenlabrada y bajamos a desayunar para coger la energía necesaria para aguantar hasta la hora de comer, ya que teníamos unas 2 horas de coche hasta Cuenca.

En nuestro camino por la autovía de Madrid a Cuenca no encontramos muchas gasolineras, por lo que os aconsejamos llevar suficiente gasolina.

Con muchísima tranquilidad, llegamos a Cuenca sobre la 13:00, y fuimos directos comer. Uno de nuestros compañeros de tabajo, que es un amante de la localidad de Cuenca, nos recomendó La Bodeguilla de Basilio. Este restaurante tiene muchísima historia en Cuenca, ya que solo con entrar al local, verás cientos de fotos de famosos y no famosos repartidos por cada rincón.

 Es un sitio pequeño, por lo que si queréis sentaros (sobre todo los fines de semana) es mejor llegar temprano como hicimos nosotros.

Tenéis que tener muy claro a que venís a este sitio, ya que si pedís cualquier bebida, te van a cobrar 2.90€, porque te ponen una “pretapa” mientras preparan la primera tapa, y así sucesivamente hasta la quinta tapa.

Seguir leyendo