Día 2: Primer contacto con China, Plaza de Tianamen, Mausoleo de Mao Zedong, Ciudad Prohibida, Jingshan Park y Parque Beihai.

Nuestro aterrizaje en China fue el mejor de nuestra vida,  una suavidad del piloto a la hora de aterrizar perfecta. A la salida del avión nos dieron dos corazones de chocolate que estaban riquísimos, y ese fue nuestro último contacto con el buen chocolate, porque en China no son amantes del buen chocolate, a las cosas dulces le ponen mermeladas o una especie de dulce de membrillo que no nos gustó mucho.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.

Ahora nos toca pasar la aduana, por lo que hacemos cola con nuestra tarjeta de entrada al país que hemos rellenado en el avión, también la podéis rellenar antes de pasar en una de las mesas que tienen. La entregamos sin mediar palabra y… ¡ya estamos dentro de China!

Seguimos a la multitud hasta un metro que conecta las terminales, y nos desplazamos hasta la terminal C, donde recogimos las mochilas que salieron de las primeras. Como llegamos muy temprano, el metro no funcionaba hasta las 6:20. El precio de este metro sin 40 Yuan por persona, por lo que tendréis que sacar dinero en el aeropuerto en uno de los cajeros que tienen o en una ventanilla de cambio de dinero.

Para llegar al metro es fácil, seguir las señales de los carteles de la estación del metro del aeropuerto. Nosotros preguntamos a información… Pero de nada sirvió porque hablaban cero  inglés, aquí empezamos a sospechar que el viaje sería duro…

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
Para sacar la tarjeta de entrada al metro en una maquina es súper fácil, lo explicaremos mas adelante. Nuestra parada era dongsi, por lo que cambiamos de vía dos veces. Aquí empezamos a tener dejavú de lo visto en la televisión de España. Cientos de chinos apretados en el metro sin inmutarse, sin agobiarse, sin hablarse, sin pedir perdón por los golpes recibidos… Nosotros al ser la primera vez, íbamos “raros”, aparte que empezamos a notar que la gente no paraba de mirarnos y hacernos fotos… A lo largo del viaje os acostumbrareis a que os miren en todos los sitios, os hagan fotos con sonido, os graben, os pidan selfies y se forme un corro de gente a vuestro alrededor pudiendo que poséis, China es así…

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.

Salimos de metro y colocamos en nuestro gps maps.me la dirección del hotel, que estába muy cerca de la parada de metro. Para pasar la calle… CUIDADO que nadie frena, los semaforos estan de adorno, por lo menos en Pekín, en Shaghai ya no. El hotel “161 hotel” se encuentra en un hutong típico de China, que os puede dar una mala impresión al entrar, pero cuando llevas unas minutos te das cuenta que es completamente seguro.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
Como no podíamos hacer check-in porque eran las 8:30 de la mañana, dejamos las maletas, y nos tomamos un café, que nos cuesta la broma de 30 yuan a cada uno. Esto son loa precios típicos de los cafés en China… Aquí la gente bebe té a todas horas y lleva su botella de té y su toalla para el sudor y para “otras cosas” a todos los sitios.

### Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong,  Ciudad Prohibida, Jingshan Park y Parque Beihai ###

Como no teníamos prisa y estamos relativamente cerca, decidimos ir andando y aprovechar para sacar dinero por el camino. Nuestro gps nos metía por un hutongs que estaban delante de nuestro hotel. Encontramos de todo en estos callejones, sobretodo bicis y trastos abandonados y bastante basura, pero no nos importaba, conforme avanzábamos encontrábamos cosas realmente sorprendentes, como fue un colegio ‘formando guerreros’, nos pareció increíble como una persona ponía firmes una y otra vez a más de 100 niños que no tendrían ni 5 años, estuvimos más de 5 minutos observando desde la barrera y daba miedo… España… Nos invaden los chinos

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
Seguimos avanzando y pasamos sin quererlo por una iglesia al más puro estilo de lo que nos encontramos en España, Wangfujing Cathedral, muy bonita la verdad, si podeis entrar unos minutos os la recomendamos.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.

La sensación de estar en España se fue cuando un grupo de niñas nos abordó para hacerse fotos con nosotros, nos daba la risa porque… ¿Para qué quieren una foto con nosotros?

Poco más delante ya estábamos en la calle de los todopoderosos centros comerciales, en la avenida dónde está el mercado nocturno Wangfujing de los bichos y comidas raras, pero esto lo veremos más adelante.

Pasamos los centros comerciales y al pasar la calle sacamos dinero en el banco de China que lo encontrareis por todos los sitios de vuestro viaje. Las máquinas las puedes poner en inglés y a nosotros el ingdirect nos cobraba una comisión de 2 euros cada vez que sacamos dinero. Aquí la única forma de cambiar euros por yuan es ir al Banco de China u otro banco en el que funcionen nuestras tarjetas, porque ya os decimos que casi nos quedamos tirados en una escapada por no llevar dinero en efectico, no todos los cajeros aceptan nuestras tarjetas, como norma general no encontraremos sitios de cambio de monedas.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida. Sacar dinero China cajero

Una vez con la cartera “llena”, sacamos 1500 yuan, nos dirigimos a la entrada de la plaza, que es enorme, y tiene varias entradas. El gps nos llevó por una calle que daba a la plaza, pero al intentar pasar nos abordó un guardia diciendo en chino y con gestos que diéramos la vuelta. Así lo hicimos y vimos porque… Para acceder a la plaza hay que escanearlo todo, por lo que nuestra mochila y el bolso pasaron sin problemas. Y llevábamos entre otras cosas, agua, la cámara, el portátil… yo creo que le es imposible parar a todo el que lleve liquidos o algo un poco dudoso… porque pasan miles de personas al día.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai
El Mausoleo del Presidente Mao (毛主席 纪念堂) —

Es el edificio donde se encuentran los restos de Mao Zedong, Presidente del Buró Político del Partido Comunista de China a partir de 1943 y líder de dicha agrupación desde 1945 hasta su fallecimiento en 1976. A pesar que Mao había expresado su deseo de ser cremado, su cuerpo fue embalsamado y colocado en un mausoleo que comenzó a construirse poco después de su muerte.

Nada más llegar nos quedamos alucinados…. Miles y miles de chinos recorrían las calles, era alucinante y aún era muy temprano… Nada más entrar y pasar la calle hacia la Plaza de Tiananmen fuimos a colocarnos en la cola para el mausoleo y nos pararo, y era un chico que tenía ‘algo de retraso’ diciéndonos algo en chino y señalando las mochilas… Al mirar a la cola nadie iba con mochila, por lo que el chico nos hacía gestos de que le acompañaremos de nuevo a cruzar la calle. Ahí había un edificio con un bajo para dejar las mochilas, en las cuales te daban un ticket para recuperar después nuestras pertenencias… Tener en cuenta que el horario es de 7:00 a 11:00, y lunes cerrado, por lo que habrá mucha gente para entrar.

 

Si queríamos entrar… Teníamos que dejarlas… Y parecía todo un caos, gente entrando y saliendo sin parar… Ahí estaba nuestra vida en China… Decisión difícil… Pero veíamos que todo el mundo lo dejaba y recibía un ticket dependiendo de lo que dejara. Cuanto más grande, más se pagaba. Creo que nos costó unos 40 yuan dejar las dos mochilas. Pero sacamos nuestros pasaportes, cartera, móviles… y dejamos la cámara nikon (no se pueden meter cámaras, pero.. ¿ el movil si?), portátil… Y esperamos que no pasara nada… Nuestro amigo seguía con nosotros… Y aunque dijimos de no darle nada… Al final de dimos al chico 10 yuan por su dedicación y por ser tan pesado… 😂. La entrada al mausoleo es gratis, por lo que sí no lleváis mochila y ni cámara de fotos os podéis poner directamente en la cola. Si os intentan vender la entrada no hacer caso. Vimos mucha gente extraña hablando con extranjeros y dándoles billetes de 100 yuan…

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
La cola es larga pero va rápida, antes de entrar al mausoleo te vuelven a revisar todo lo que llevas en los bolsillos y si llevas líquido o cualquier otro producto va a la basura, tienes que dejar todo lo que lleves en el bolsillo en una bandeja, te la inspeccionan a la velocidad del rayo y sigues avanzando por la cola hasta llegar a una zona donde puedes comprar flores para adorar a Mao.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
En la entrada al Mausoleo del Presidente Mao se depositan las flores, había miles ya, y las van apartando para que la gente pueda dejar más en el altar. Al pasar a la siguiente habitación encontramos el cuerpo de Mao. En teoría son los restos reales del líder, pero algunas versiones afirman que lo que se encuentra expuesto es una estatua de cera, colocada sobre el cuerpo real, esto lo pasamos por un lateral y vigilados por la guardia del mausoleo y en silencio.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
En la salida del mausoleo encontramos algunos puestos de recuerdos y una impresionante puerta de entrada, aquí nos hicimos algunas fotos, y habían muchos fotógrafos que te hacían  fotos y las imprimían para vendértelas.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.

Sin pausa dimos la vuelta al mausoleo y volvimos con nuestros tickets a por nuestras cosas, que nos las devolvieron perfectas. Para llegar a la cuidad prohibida pasas por unos impresionantes jardines de flores de todos los colores.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai

Ciudad Prohibida —

Ahora nos tocaba la ciudad prohibida, un enorme complejo de puertas que no tenía fin…

Las entradas nos costaron 240 yuan, 120 yuan a cada uno. No vamos a decir que la entrada es ni cara ni barata… Pero tampoco es un sitio tan bonito como otros en los que hemos estado.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
Nuestra primera impresión fue de agobio, al ver un patio tan grande y todos los chinos y guías por el centro, pegados unos con otros con el calor que ya hacía. Les encanta el roce, pero a nosotros menos, y decidimos coger el camino lateral que no había nadie como veis en la foto. ¿De verdad disfrutan así?

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.
Entramos por la izquierda a la zona Recinto de la armonía Suprema, que es un museo tranquilo y posiblemente lo mejor que vimos en la zona, ya que todo es muy parecido, con tranquilidad lo recorrimos, ya que contaba con aire acondicionado y con wifi, donde avisamos a nuestras familias que estábamos bien.

Miramos en un momento nuestro correo por temas de trabajo y seguimos nuestra ruta de nuevo hacia el centro, para avanzar hacia la puerta del genio militar divino, que es la salida del recinto justo debajo del parque Jingshan Park. Los pabellones son muy parecidos y estuvimos unas dos horas recorriéndolo, pero era todo muy igual y no tenía la magia que esperábamos, por lo que seguimos hasta el final, donde había un pequeño parque a la sombra. Descansamos un poco y salimos para llegar al parque Jingshan Park que se entra por el lateral derecho, por el camino podrás comprar unos helados o sandia… Que entra de lujo, para que os hagáis una idea nos costó 5 yuan el vaso de sandía.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai
Poco más delante está la entrada al parque, que como TODO aquí en China se paga, aunque está solo valía 2 yuan. Es lo más barato que vamos a encontrar en todo el viaje, en España deberíamos de cobrar el acceso a la playa a los extranjeros por ejemplo, porque aquí los locales no pagan nada…

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai
Nada más entrar verás a familias paseando, ancianos jugando a juegos de mesa, y sobretodo gente cantando en grupos, y hasta con ¡micrófonos y todo!
Nosotros pusimos rumbo a lo alto de la colina, donde las vistas eran increíbles.
Vimos todo lo que habíamos andando y lo grandísimo que era todo en Pekín. Para que os hagáis una idea, esto es lo que se puede ver desde lo alto, merece la pena subir y sudar un poco más de lo que ya estábamos.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai

— Parque Beihai —

La bajada la hicimos por el lado contrario al que habíamos subido, y nuestro siguiente destino era el Parque Beihai que es un jardín imperial construido en el siglo X, y es uno de los mayores jardines chinos que podréis encontrar, contiene muchas estructuras, palacios y templos de importancia histórica.

Para llegar nos metimos por unos callejones bastante curiosos y llenos de todo tipo de cosas abandonadas… Aquí se ve que nadie guarda la bici ni la moto en casa, por lo que todo lo que verás por Pekín esta oxidado o en mal estado.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai
Al llegar al parque la entrada nos costó 20 yuan a cada uno, y para que os vamos a engañar… Otro parque más… A lo largo de vuestro viaje veréis muchos parques como este o más espectaculares, pero si os pilla de paso como a nosotros podéis pasar por ahí, en este parque veréis lo mismo que en el anterior, mucha gente cantando, niños corriendo, alguna persona mayor pintando con agua letras chinas en el suelo…

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai
Este era nuestro primer día… Habíamos llegado a las 6 de la mañana, y estábamos haciendo turismo como si fueran las 12 de noche en España… y casi 21 km en nuestras piernas.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai

Como ya tendríamos la habitación lista fuimos al hotel, nos dieron la habitación (en el sótano)…, nos pegamos por fin una ducha y nos fuimos a cenar un gran pato laqueado que  estaba muy rico.

Plaza de TIANAMEN, Mausoleo de Mao Zedong, y ciudad prohibida.Jingshan Park,Parque Beihai, pato laqueado

Ha sido un día muy intenso, de primer contacto con el país chino, y muy largo… Y se queda corto… en comparación con lo que nos espera en el viaje…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.