Día 6 y 7: Dos días en Pingyao, Que hacer, que ver, que visitar y como perderse por sus calles.

Nuestro siguiente destino es Pingyao, a mitad de camino entre Pekín y Xían, Aunque pueda parecer pequeña no lo es. Normalmente cuando buscamos Pingyao en google nos aparece la zona amurallada, pero Pingyao es una ciudad muy muy grande, que alberga a más de 500.000 personas.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Llegamos a Pingyao temprano, y el sol ya estaba empezando a calentar de lo lindo, al bajar del tren salimos de la pequeña estación de tren y volvimos a entrar para sacar los siguientes Tickets de nuestro siguiente destino, Xian, al ser una estación tan pequeña no había prácticamente gente por lo que fue todo muy rápido.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Nuestra primera impresión de Pingyao no fue muy buena, lo primero el acoso de los taxistas por llevarte a la ciudad amurallada en sus minimotos, y te piden hasta 100 Yuan (unos 13 euros) por llevarte, estando la ciudad a menos de 2 kilómetros, y luego la impresion de la ciudad… una ciudad sombría, también muy masificada de gente, y sucia, por lo que no sabíamos que nos íbamos a encontrar en la muralla de Pingyao. Como no teníamos prisa, decidimos ir andando, y conforme nos acercabamos a la ciudad amurallada la cosa va cambiando, los edificios altos y sombríos dejan paso a zonas verdes, de juego de niños y de mayores, mientras que de lejos empezamos a ver la muralla que separa la vieja ciudad de la nueva.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Nuestro hotel, ubicado en el centro de la ciudad amurallada, se llamaba “Pinyao Baichanghong inn”, el cual lo comentaremos más adelante en un Post de todos los alojamientos a los que hemos ido en el viaje, aunque este hotel nos encantó, tanto por el trato recibido, como por las instalaciones.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. Pinyao Baichanghong inn

Os vamos a contar nuestra experiencia por las calles de Pingyao, ya que como siempre intentamos salirnos de las calles principales, y perdernos un poco por sus rincones menos conocidos. Salimos del hotel después de dejar todas nuestras cosas, y ya estábamos en la calle principal de la ciudad amurallada y donde está todo el turismo, esta calle es Nan Dajie (南大街), que es la más comercial, y donde se centran la mayoría de tiendas, restaurantes, zonas de ocio digital (si… hay zonas con capsulas para disfrutar de juegos en 3D…) que le quitan encanto a la ciudad…

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

La visita a toda la ciudad es gratuita, pero hay pequeños templos donde hay que pagar por entrar, o para subir a una pequeña parte de la muralla, el precio es de unos 200 Yuan por persona, que nosotros no compramos porque por lo que vimos, los sitios eran muy parecidos a nuestro hotel, y parecía que visto uno… vistos todos… pero cada uno es libre de elegir que hacer.

Empezamos a recorrer la calle principal y aquí empezamos a ver que la gente nos mira muchísimo más que en Pekín, sobretodo la gente local, solo los turistas chinos que visitaban la zona nos pedían fotos o nos las hacían a traición…. Como ya dominábamos el tema, al final, acabábamos posando justo cuando nos hacían las fotos, y todo acababa con una sonrisa.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

La calle principal es una pasada, cortada al tráfico tanto de motos como de coches la puedes ir disfrutando de su casas bien conservadas, no da una sensación de ser una ciudad artificial, simplemente mantienen sus costumbres y su arquitectura del pasado en buenas condiciones. Viajamos un poco sin rumbo, pero llegamos a la Puerta Norte, que es la puerta principal de acceso a la ciudad donde salimos al exterior para ver la Muralla por fuera, y es espectacular, como demuestra esta foto.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Se nos estaba haciendo la hora de comer, y volvimos sobre nuestros pasos para comer algo, pero no queríamos comer en la calle principal porque los precios se disparan, y entramos a un sitio pequeño, donde había gente de la zona comiendo, y ahí nos sentamos, con la mirada atenta de las mesas de alrededor, fumando, poniéndose cómodos quitándose los zapatos… XD.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

En estos sitios te sirven Té caliente, pero con el calor nos apetecía mas algo fresco, por lo que nos pedimos bebidas más bien occidentales. La “carta” por llamarla de alguna manera estaba toda en chino, y gracias a un traductor que teníamos en el móvil pudimos adivinar más o menos que estábamos pidiendo. Habíamos leído platos típicos de china, y en una foto vimos el Kaolao, que es una especia de pasta hervida con salsa, la cual estaba muy buena, pero picaba bastante… esto es lo que tiene no saber chino, que no podemos preguntar si pica o no pica, pero la cuestión es que estaba muy buena, pedimos varios platos más, los cuales no pudimos terminar, en china como ya hemos comentado la comida no es barata, pero si no te “asco” comer en sitios menos vistosos puede salirte muy barata.

Una vez con el estómago lleno nos hacía falta un café, pero como el sol apretaba mucho decidimos ir a descansar a nuestra habitación con el aire acondicionado, y este descanso nos vino genial, ya que salimos con las pilas cargadas al máximo para afrontar la tarde y nuestra única noche en Pingyao.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Al despertar de la siesta salimos por la puerta norte ya que vimos un parque cercano a la muralla, y ahí nos fuimos. Antes de llegar vimos a muchas familias montando en bici, jugando con los niños, paseando… esto es lo que realmente queríamos ver de estos sitios.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china.

Desde donde nos hicimos la foto anterior oíamos música y fiesta y seguimos esa música hasta llegar a un zona donde vimos decenas de personas locales bailando, aplaudiendo y pasándoselo en grande. Al aparecer nosotros, prácticamente todos se giraban a vernos, hablar entre ellos, y reírse, hasta que uno de ellos se decidió a pedirnos una foto, en ese momento se produjo un descontrol… querían sacarnos a bailar, hacerse fotos con nosotros… estuvimos casi 20 minutos con ellos, con una comunicación con gestos. Y para que os hagáis una idea de la gente que había aquí tenéis una pequeña muestra.

Atracción Turística Españolapingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao Atracción Turística Españolapingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Salimos de ahí como pudimos, pero vimos lo amable que es la gente de la zona, aunque nos consideraran “bichos raros” XD.  Seguimos la ruta por el parque y seguimos viendo a mucha gente haciendo ejercicio en los parques, y disfrutando de la tarde que se estaba quedando en Pingyao.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Entramos por otra de las entradas de la ciudad y vimos una Iglesias católica que nos llamó la atención, al más puro estilo occidental, pero por las horas que eran estaba cerrada la puerta del interior, por lo que nos quedamos con las ganas de poder entrar.

Iglesia Pingyao

Hay una local que nos gustó mucho, por todas las cosas antiguas y raras que se encontraban ahí, creemos que el mismo dueño no sabía ni lo que tenía, por había bastante desorden, pero habían cosas que tendrían que en Europa se venderían realmente caras.

cosas raras en pigyao. pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Estaba anocheciendo y ya empezaban a iluminarse sus calles con sus farolillos rojos, todo muy bonito y mucha gente recorriéndolas. Llegamos a la calle principal y nos fuimos a cenar algo, y a dar otra vuelta por la zona ya que habían hasta “pubs” con música, donde tomar una copa, pero al final solo cenamos, nos compramos un helado y nos fuimos a dormir, ya que al día siguiente queríamos meternos por la zona menos vistosa de Pingyao y estar descansados.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Esta noche hemos dormido genial, ya que la cama del hotel pese a no tener un colchón como se conoce en España, era muy cómodo. Teníamos el desayuno incluido en la reserva y ahí fuimos, sin saber que nos íbamos a encontrar. El desayuno constaba de un sobre de café con leche caliente, un huevo, unos panecillos típicos de china y verdura. Imaginaros, habéis cenado algo parecido y del mismo sabor que el desayuno… no nos entraba la verdura por la mañana, por lo que nos comimos el huevo, el pan y el café.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Antes de salir del hotel le dijimos al dueño mediante su traductor de móvil que si pagando más dinero podíamos abandonar la habitación sobre las 18:00, ya que así nos duchábamos y nos íbamos a la estación frescos, porque hacía mucha calor, y por una módica suma nos dejó la habitación, y nos llevaba a la estación de tren en su coche, por lo que ya no teníamos prisa en recoger las mochilas.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Nuestro día de hoy se basaba en meternos por todos los callejones posibles, siguiendo una ruta a través de la app maps.me. Como primer sitio pasamos por el Asilo de personas mayores, y entraba un chico en coche que nos intentaba decir algo pero no entendíamos, nos hizo un gesto como que esperábamos, y el señor muy amable entró al asilo, y nos sacó dos botellas de agua, enseñándonos una acreditación de que era el gerente del asilo… ya os decimos que la amabilidad de este sitio es enorme.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Le dimos las gracias y seguimos paseando por sus callejones, llegando a un mercadillo local donde vimos un postre que nos llamó la atención, una especie de rulo de pasta de cucurucho relleno de… mermelada de fresa… creíamos que era de chocolate… compramos una bolsa a un precio ridículo y sin que nos intentaran cobrar más por no tener ni idea y la verdad que estaba bueno.  Estas son unas fotos de lo que encontramos en su mercadillo, que vimos hasta un ataúd de madera tallado.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Recorrimos muchos callejones, y queremos dejaros alguna foto para que veáis que podéis encontrar fuera de la zona turística, que a nosotros nos pareció más interesante que su calle principal. Este día comimos algo occidental… ¡Una pizza! Y… ¡dos cafés! Y estos si estaban muy buenos. Que nos supo a gloria. Aquí aparte de comida china venden comida occidental, e incluso es más barata que muchos restaurantes chinos de la zona. Aquí también podemos tomar copas de alcohol con las primeras marcas Europeas, y por menos de 4 euros la copa.

ataud pigyao, pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

Llegó la hora de irnos y de despedirnos de Pingyao y del dueño del dueño del hotel, que de muy amablemente nos regaló un gran detalle de su tienda que guardamos con mucho cariño, un cuadro de papel cortado a mano típico de la cultura popular china. Una vez nos despedimos del propietario, nos llevó su hermano a la estación del Tren a 30 minutos de que saliera el Tren, pero como no había mucha gente y la estación del tren es pequeña y sin grandes lujos un visto y no visto estábamos montándonos en nuestro segundo tren y poniendo rumbo a Xian, cuya llegada estaba prevista para antes de las 06:00 de la mañana ya que nuestro tren a Xian salía a las 20:44.

pingyao, como llegar a pingyao, que ver y hacer en pingyao. china. comer en pinyao

¿Nos ha gustado Pingyao?

Sí, no ha encantado, sus calles, su gente, su cultura, su tranquilidad… no nos adentramos mucho en la ciudad, pero lo que si notamos es que necesitan como agua de mayo los parques y zonas verdes para descansar y quitarse ese ajetreo que llevan desde que se levantan sobre las 5 de la mañana para trabajar… todas estas ciudades tienen un ritmo frenético.

¿Cuántos días quedarse en Pingyao?

Creo que nuestra opción de quedarnos dos días y una sola noche ha sido la mejor. Porque llevamos por la mañana temprano y aprovechamos el día por completo para ver la ciudad amurallada y sus alrededores, y pudimos dormir y descansar en el hotel para coger fuerzas y acabar de ver la ciudad al día siguiente, sobretodo descansamos por si en el tren de ida a Xian teníamos problemas para dormir.

¿Merece la pena alojarse dentro de la muralla?

Si, alojarse fuera de la muralla es perderse el encanto de la ciudad vieja, y las distancia que hay desde la ciudad hasta la gran muralla se pueden hacer muy grandes, y más… si hace tanto calor como nos hizo a nosotros.

¡Hasta mañana viajeros!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.