Dia 10 – RECORRIENDO KOH LANTA EN MOTO

Hoy es nuestro primer día completo en la isla, y para movernos alquilamos una moto en el hotel, que tienen un lugar dedicado a excursiones, alquileres de bicis, motos…. El precio es de risa…  350 Baths para 3 días, eso sí… acordarse que la moto y vosotros no estáis asegurados… asique… si pincháis, rompéis la moto por vuestra culpa… lo tendréis que pagar vosotros.

moto koh lanta

Las Scooter en comparación con las que tenemos en España tienen las ruedas un poco más grandes, y parecen más… endebles. Cosa que luego cuando la hemos metido por los caminos de la selva ha subido con los dos montados y sin problemas, XD.

moto koh lanta

Nos dieron dos cascos en el hotel, y fuimos a por nuestra moto que esta aparcada en la entrada del hotel, lo primero que hicimos al recoger la moto es hacerle una sesión fotográfica para evitar posibles malentendidos al devolverla.

Arrancamos la moto, nos podemos los cascos… y en mi caso… que no tengo tampoco la cabeza gorda… el casco no entraba… por lo tanto llevarlo o no llevarlo era lo mismo. Los Tailandeses tienen las cabecicas más pequeñas, jeje.

moto koh lanta

Nada más salir… tenéis que acordarse que se conduce por la izquierda… parece fácil… pero como la gente en la isla conduce en muchos sitios por los arcenes, y al contrario y por donde quiere… es una auténtica locura.

Por 1 euro y poco llenáis el depósito de la moto… Creo recordar que vimos dos o tres gasolineras en toda la isla. El precio del litro es de unos 20 Baths en las gasolineras y de 40 baths en botellas de cristal que te iras encontrando por el camino, como no me fiaba del contenido de esas botellas, cada vez que podíamos llenábamos el deposito. Estar atentos porque también os pueden engañar en las gasolineras… llenas el depósito de das 100 Baths… y se van sin darte el cambio, nos pasó dos veces y su excusa en medio inglés es que no tenían cambio, hasta que no insistes no te devuelven. 

Verás a todo el mundo en moto sin casco, hay muy poca policía en Koh Lanta, pero la hay, y varios carteles informan que tienes que llevar el casco. Para evitar problemas y que perder horas y horas detenidos o multados… es mejor ponérselo. Los extranjeros debemos respetar las normas, imaginaos que el policía no entiende inglés, y os veis retenidos sin saber que hacer…

moto koh lanta

En este mapa os marco las carreteras principales de la isla, y las que más vais recorrer, todo está muy cerca, y en un día podéis explorar todas esas carreteras parando donde queráis.

moto koh lanta

Nuestra primera parada en el Koh Lanta fue un playa… la cual era toda toda para nosotros. Para su acceso bajamos por un Bar, ubicado en el borde del barranco. C

omo podéis ver en la foto, la playa era toda para nosotros. Aquí no tienen “equipo de limpieza de playas” por lo que se pude ver bastante basura por los alrededores… y es una pena.

moto koh lanta

moto koh lanta

Nos tomamos una cocacola en el Bar, y seguimos nuestra ruta por carreteras prácticamente solitarias, por la ruta de la izquierda llegamos al Mu Koh Lanta National Park, donde también se encuentra el faro. Hay que pagar por acceder al parque. Como estábamos recorriendo la isla decidimos entrar al día siguiente. Dimos media vuelta y volvimos sobre nuestros pasos. Atravesando por en medio de la isla como he marcado en el ma

pa, vimos un pequeño cartel que ponía CAVE,… y un camino de tierra, piedras… con una bicicleta de montaña aún te metes… pero nosotros nos metimos los dos con la moto. Después de unos 7 minutos metiéndonos por la selva y sin ver señales de vida humana… casi damos la vuelta, pero llegamos a una caseta de información, que se podía sacar un tiket para visitar una cueva y te llevaba un guía. Esto fue otro plan para el día siguiente. (Ya veréis como acabamos esta aventura…)

moto koh lanta

Dimos de nuevo la vuelta y pusimos rumbo a la otra punta de la isla, que es otro pequeño mini pueblo, con las casas encima del mar. Es muy tranquilo, y nos sentíamos como en casa, 10 personas haciendo turismo como mucho, tranquilidad en su calles, y pequeños puestos con artesanías de la zona, y todo más razonable de precio que en Ao nang. Había un cierto olor raro… y era porque secan el pescado al sol…

moto koh lanta

Son infinitas las imágenes que tomamos de la zona, de sus costumbres, de las caras que ponían al vernos por zonas que no entra nadie…

moto koh lanta

Compramos varias cosas en ese punto, y dejamos algunas para los días posteriores. Volvimos a la zona de Ban Sala, donde estuvimos la noche anterior, y como buenos viajeros, queríamos probar la comida de los puestos de la zona. Nos sentamos en una especie de mesa del puesto, con un mantel que llevaría años sin lavarse, pero nos daba igual.

Edad mínima para conducir... XD

Edad mínima para conducir… XD

moto koh lanta

Ahí probamos la comida casera de la chica del puesto y estaba todo riquísimo, ya que es comida sin aditivos, y sin todos los productos químicos que tiene la comida de Europa.

moto koh lanta

Después de comer justo al lado tenemos un puesto de PanCake…  y… que decir… estaban buenísimos. Preparan la masa ellos, y lo combináis como queráis. Con fruta y chocolate aun esta más rico, ya que la fruta es de otro planeta, nada comparado con la de aquí.

moto koh lanta

moto koh lanta

Nos fuimos a descansar a una playa cercana al hotel, porque por la noche queríamos dar un vuelta por el pueblo. Nos duchamos, cogimos la moto de nuevo (que gusto da moverse libre), y nos fuimos al pueblo, donde conocimos a dos chicas, que acababan de abrir un Restaurante, Bar, Chiringuito… porque había de todo, y entablamos una buena conversación. Nos invitaron al día siguiente por la noche a su inauguración. Donde habría música en directo, malabares con fuego… y nos dejó con la boca abierta… pero esto mañana…

Ahora tocaba planear el día de mañana, que iba a ser intenso.¡ Fue un día de locos!

¡Hasta mañana seguidores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.