Etapa 10 Camino del Norte: Abadín – Vilalba

Hoy la etapa va a estar pasada por agua, y no poca… El equipo del día anterior saldría a la misma hora del albergue de Abadín, y como no, las alarmas empezaron a sonar a las 7 de la mañana… y vaya sueño…. Pero hay que ponerse en marcha.

Al salir a la calle el cielo me dice que la lluvia no se hará esperar, y solo tardó una hora en empezar a caer. El equipo se dispersó y cada uno iba su ritmo. Yo como cada día, me iba saliendo del camino para no solo conocer la ruta marcada.

¿Os va a gustar esta etapa? Si, por lo menos en mi caso. Los “ríos” iban hasta arriba, y muchos de ellos bloqueaban el camino, por lo que me tocó volver a meter los pies hasta los tobillos en el agua, pero ya veréis como os acostumbrareis a ir prácticamente todo el camino con las zapatillas mojadas.

A unos 5 km de Abadín tenéis un albergue muy aconsejable, Albergue O Xistral rodeado de naturaleza y paz. Si vuelvo, me quedaré a dormir aquí. Más adelante encontrareis folletos del Albergue As Pedreiras en Vilalba, que finalmente seria donde me quedé a dormir, ya que el albergue público estaba cerrado.

Esta etapa se me hizo más lenta de lo normal, ya que pasé muchas horas sobre el barro resbaladizo. La gente que me veía desde sus establos o casas, se echaban a reír, como pensando… vaya un tío loco… porque caía la mundial durante muchos minutos. Por el camino nos juntamos 3 caminantes en un mismo Bar (tampoco habían muchos), y decidimos ir juntos hasta el albergue. Al final llegamos cuatro al albergue As Pedreiras.

“El albergue de As Pedreiras es muy acogedor, está muy limpio, la cocina es amplia, y las literas de primera calidad. Ese día dormí del tirón. Por lo que os lo recomiendo si dormís en este pueblo. “

Al llegar al Albergue nos pegamos una ducha y nos fuimos a comer a la calle principal, donde encontráis decenas de Bares como Menús, y muy económicos. Si habéis viajado por Europa, os habréis dado cuenta que los menús cerrados en los Restaurantes, no es nada típico, por lo que ellos no están acostumbrados a pedir menús en un Bar, entre otras cosas, porque no  saben lo que están a punto de comer. Esto me pasó con mis compañeros de viaje, que ellos tiraban más de carta, que de los menús espectaculares de la zona, XD.

Ojo con el Roscón de Vilalba!, buenisimo y casero de panaderia.

El día de hoy lo pasamos en el Albergue, ya que seguía lloviendo. A media tarde fuimos al supermercado y a la  panadería a comprar provisiones para el día siguiente y la cena, que hoy nos la realizaron las chicas del grupo. Una cena vegetariana muy rica, y de la cual sobró bastante, y eso que invitamos a varias personas del Albergue a cenar.

Sigo pensando que esto es la magia del camino, compartir, volver a ser seres racionales, y volver a recuperar eso que también se perdió en el tiempo… como es… ayudar a otras personas.

Gasto del día: 26€
 
Supermercado y Panaderia: 6€
Comida: 8€
Alberge: 10€
Café y Bollo: 2€

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.