Isla de Madeira, Rutas y Tranquililad. Parte 2

Al día siguiente desayunamos en el hotel, pan, queso, jamón York (de dudosa calidad…), cereales… y poco más, los desayunos son escasos y tardaban mucho en reponer.Fuimos a recepción por el coche que alquilamos y pusimos rumbo a lo desconocido. No teníamos ni GPS, ni internet, por lo que fuimos guiados con un mapa de la isla. Con el cual nos perdimos muchísimo, pero vimos sitios increíbles.

Maderia es una isla montañosa, donde las rutas a pie se llaman “levadas”, ya que la mayoría de ellas transcurren junto a un canal de agua que baja desde la montaña para abastecer a la isla de agua.Son infinitas la cantidad de rutas que se pueden hacer en la isla, lo mejor es ir con calzado de montaña. Nosotros fuimos con zapatillas y había sitios que es necesario ir con botas.

Isla madeira funchal levadas

Nuestra primera parada con el coche fue en una pequeña cala de piedra, cerca de Quinta Grande, donde estuvimos una hora relajados tomando el sol, hasta que se nubló.

Isla madeira funchal levadas

Salimos con el coche hacia lo desconocido, y paramos en varios miradores. No merece la pena hacer excursiones a miradores, porque perdéis toda la mañana para 10 minutos en el miradores.

Las vistas desde cualquier punto de la isla son espectaculares como podéis ver.

Isla madeira funchal levadas

Volvimos a bajar, y nos empezó a caer una tromba de agua, mientras nosotros subíamos por una montaña con el coche, sin quererlo estábamos subiendo a la ruta Boca da Corrida, donde pasamos con el coche por encima de las nubes y la lluvia, teniendo en lo alto un cielo despejado, mientras a unos 200 metros más abajo estaba cayendo el diluvio universal. Las vistas desde este punto son IMPRESIONATES como podéis ver en las fotos.

Isla madeira funchal levadas

Hicimos unos kilómetros de la ruta, y volvimos sobre nuestros pasos para comer en uno de los pueblos que hay en la subida. En cuanto a la comida está muy buena, pero depende de dónde te encuentres te puede salir por unos 20€ por persona sin vino. Así que es mejor no comer o cenar en las zonas turísticas.

Isla madeira funchal levadas

Volvimos al hotel a descansar pasada ya la tarde, nos duchamos, y cenamos por los alrededores del hotel. Nos habíamos pasado la tarde recorriendo los pueblecitos cercanos a la ruta anterior y sin batería en el móvil.

Isla madeira funchal levadas

Al día siguiente nuestra misión era ir al Pico Ruivo, que es el pico más alto de Madeira. Por nuestro camino nos volvimos a perder, y nos metimos por un camino de curvas, cada una difícil y empinada que la anterior, hasta llegar a un pueblecito de montaña con 4 casas, y donde venía una Furgoneta a traer y llevar a esas personas al médico, comprar… ya que sobrepasaban los 60 años. Se quedaron un poco parados al ver llegar un coche a su zona. Desde lo más alto vimos la carretera por la que teníamos que haber ido…

Isla madeira funchal levadas

De nuevo volvimos sobre nuestros pasos y pusimos rumbo al Pico Ruivo, el camino para llegar es corto desde donde dejamos el coche. Pero las vistas de nuevo con las nubes a nuestros pies es de Postal.Isla madeira funchal levadas

Como esta ruta es corta, decidimos hacer también la ruta de las 25 Fuentes, que estaba lejos, pero en realidad en madeira esta todo cerca.

Isla madeira funchal levadas

Esta ruta es de las más famosas de la isla, aunque para nosotros hay rutas menos conocidas y con menos masificación y más bonitas. La ruta comienza desde el mismo parking, por una carretera asfaltada de unos 5 km que la puedes hacer a pie o por poco precio subirte en un autobús. Nosotros lo hicimos a pie, rodeados de vacas que estaban por todo el camino.

Isla madeira funchal levadas

Como en casi todas las rutas, la subida hasta la cascada se hace junto a un canal de agua, con el cual te puedes refrescar durante el trayecto.

Al llegar a la cascada vemos que el agua cae por diferentes sitios, por eso se llama la Ruta de las 25 fuentes. La entrada se hace por la carretera ER110, dejando el coche en el parking junto a la carretera.

Isla madeira funchal levadas

En la vuelta al hotel aun pudimos ver una cascada de nubes.

Isla madeira funchal levadas

El día había sido duro, y estábamos cansados, por lo que cenamos rápido y nos fuimos a dormir para aprovechar el día siguiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.