Que ver en Bolonia en un día. Bolonia, una ciudad joven.

Desde Verona a Bolonia hay aproximadamente 2 horas en coche, y hoy, nuestro verdadero quebradero de cabeza era, donde aparcar en Bolonia, porque el primer “lugar” para dejar el coche de forma gratuita, estaba a más de 5 km de nuestro hotel.

Otro de los detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de aparcar en el centro de Bolonia, es la Zona de Trafico Limitado (ZTL), en la que NO debemos entrar con el coche, a no ser que nos alojemos en un hotel, que esté situado en el casco antiguo.

Lo que hicimos fue llamar a recepción del hotel, (nos alojamos aquí), y preguntar si podíamos aparcar el coche de alquiler cerca del hotel. El recepcionista nos explicó que por 9 euros, el hotel te da una tarjeta, que dejándola en el parabrisas, y aparcando el coche en una zona en concreto cerca del hotel,  no te multan. Aparte, ellos registran la matrícula de tu coche en el sistema de tráfico de la zona, para evitar que te llegue la multa.

Como aparcar en el centro de Bolonia,
y no volver cargado de multas.

Llegamos al nuestro hotel, ubicado en la tercera planta de un edificio de viviendas típico de Bolonia, recogimos el ticket con nuestra matrícula y lo aparcamos en el SECTOR 4, que son una serie de calles con zona azul, nos costó un poco encontrar aparcamiento, pero al final dimos con uno.

Para conocer en qué sector estáis es muy fácil, cuando vayáis a aparcar el coche, mirar las tarjetas del resto de coches aparcados cerca del vuestro, ahí pondrá el sector en el que estáis.

:: Que encontrarás en la Plaza Maggiore de Bolonia ::

Dejamos las maletas en el hotel, y empezamos a recorrer la ciudad sobre las 20:30 horas, y llegamos Plaza Maggiore, una plaza donde encontramos La Fontana de Neptuno, El palacio de Banchi, el Palacio Cumunale y la espectacular Basílica de San Petronio.

Según leímos, si se colocan dos personas en cada uno de los pórticos del Palacio de Banchi y el Palacio Comunale, que se encuentran uno enfrente de otro, y se hablan, el sonido llega muy nítido de un pórtico a otro.

Esto no lo pudimos comprobar ya que tenían montando un escenario en la plaza, y estaba ensayando una orquesta. Nos quedamos alucinados mientras ensayaban, ya que esta plaza conseguía que el sonido no se perdiera, si no que hacía que el sonido te envolviera.

Aún no hemos hablado de la Basílica de San Petronio, es una de las importantes de Italia, y también, una de las más grandes que existen. Como veis en la foto de inicio de este post, se quedó sin terminar, y según leerás por internet y te informarán en la zona, no es la más grande de Italia. porque hubiera sido más grande que la basílica de San Pedro, en Roma, por lo que el proyecto fue paralizado por él una decisión Papal.

La fachada es muy curiosa, debido a la que la parte inferior está acabada con mármol, y la parte superior sigue en su estado original, en ladrillo visto. Gracias a esto consigue que sea una de las basílicas más bonitas que encontraras en tu paso por Italia.

No pudimos visitar el interior, debido a que había una especia de ereunión eclesiástico, y estaba lleno de policías y personal de seguridad.

Tuvimos la mala suerte de llegar a Bolonia y encontrar en proceso de restauración otro de los símbolos que definen a la ciudad, nos referimos a la Fontana de Neptuno, fuente de inspiración del logotipo de la marca de coches Maserati y la estatua más representativa de la ciudad.

Estamos en Bolonia, una ciudad joven, libre, moderna, y te encontrarás como en casa y donde tendrás decenas de cosas por hacer.

Una de las cosas que nos llamó la atención de Bolonia fue cantidad de portales que encontramos en nuestro recorrido. Gracias a ellos siempre vas por la sombra, evitando de esta manera la lluvia, o el sol en nuestro caso.

:: Torres de BoloniaTorre degli Asinelli y la Garisenda ::

Caminando por la avenida principal “via Rizzoli”, encontramos las Torres de Bolonia, llamadas la torre degli Asinelli y la Garisenda.

La más alta mide casi 100 metros, y se puede subir a contemplar la ciudad desde el cielo. Veréis que la torre más pequeña está inclinada, por lo que esta torre, está cerrada al público.

Leeréis por internet que la entrada a la torre vale unos 3 euros, pues no… 3 euros vale la entrada reducida para estudiantes, pero para el público en general vale 5 euros, . Nosotros fuimos directos a las torres para sacar la entrada, pero la entrada se saca en una de las esquinas de la Plaza Maggiore, por lo que dimos la vuelta para sacar la entrada.

Cuando vas a sacar la entrada te preguntan a qué hora quieres entrar, ya que se entra por turnos. Una genial idea, ya que así, no se pierde nada de tu tiempo de turismo realizando colas infinitas.

Decidimos entrar a las 11, y mientras tanto dar una vuelta por la ciudad, pasando a visitar la Catedral Metropolitana Di San Pietro, cuya entrada es gratuita, pero tenéis que ir con los hombros cubiertos y con un pantalón que cubra buena parte de vuestras piernas, esto suele pasar en casi todas las inglesias de Italia, por lo que tenerlo en cuenta.

Para muchos no será una gran catedral, y menos si han visto la de San Petronio, pero sigue siendo impresiónate, siéntate en un banco en silencio, y admira cada parte de su arte. En Italia, por más que te digan que esa iglesia es sencilla, para ti nunca lo será, cada una tiene una historia propia y en algún momento de la historia de italia, ha dejado una huella en lsu ciudad.

Llegaba la hora de subir a la torre, y  sus 500 escalones no se hacen tan duros como dicen… ya que se te pasa volando el camino, mirando de un lado a otro la torre en su interior, hasta que llegas a su parte más alta, donde en puedes contemplar la ciudad en 360 grados.

Es curioso ver la torre más baja desde su torre hermana, ya que apreciareis claramente que la torre esta inclinada.

:: Finestrella Sul Canale – La Finestrella de Bolonia::

La visita dura 45 minutos, los cuales aprovechamos al máximo. Una vez bajo, pusimos rumbo a lo que llaman en Bolonia, “la pequeña Venecia”, ubicado exactamente AQUí. Este lugar se llama Finestrella Sul Canale, ya que Bolonia estaba recorrida por canales, pese a estar a más de 100km del mar.

Ahora los canales están cubiertos por la ciudad, y solamente queda esta pequeña ventana de lo que antaño fue Bolonia. ¿Merece la pena llegar hasta aquí? Si vais con el tiempo justo no lo recomendamos, porque tampoco hay mucho que ver, pero bueno, si vais sobrados, siempre podéis decir que habéis visto una pequeña historia de la pequeña Bolonia.

Os vamos a decir un lugar donde NO ir, y es al Parque della Montagnola, ¿Por qué? Porque da una impresión de abandono, las personas que vimos en su interior no dan nada de confianza, no hay ninguna familia italiana paseando por el parque, las fuentes están abandonadas… Luego leímos por Tripadvisor la opinión de otros viajeros, y la respuesta de la mayoría de opiniones eran parecidas a las nuestras.

Era la hora de comer, y queríamos comer en la plaza del mercado, pero… tenía un problema, y era que el aire acondicionado estaba roto, o estaba muy flujo, porque el calor era exagerado, por lo que dimos media vuelta y entramos en el Restaurante Clavature Clive T, donde disponen de un menú por 16€, pero nosotros no optamos por el menú, si no que pedimos una ensalada, un plato de pasta, y una lasaña, todo muy bueno y muy fresco.

Al acabar hemos ido a la barra a tomar un expreso, y así liberar la mesa, y hemos entablado una conversación con el que creemos que era el dueño del local, una persona muy amable, comunicativa, y que nos invitó a un Amaro Lucano. Un 10 para este restaurante.

Aunque no lo describimos a lo largo del Post, nos gusta mucho deambular sin sentido por las calles, nos pasamos muchas horas caminando por zonas sin turismo, pero aun dentro del casco antiguo de Bolonia.

Nuestro consejo es el de siempre, para descubrir,
hay que perderse, apaga el GPS del móvil y disfruta.

Sin querer… nos pasamos de la hora que el Ticket del coche que el hotel nos había dado el día anterior, menos mal que nadie lo miró… solo faltaba que nos lleváramos una multa de recuerdo por perder la noción del tiempo.

Desde aquí viajamos a una de las ciudades por excelencia de Italia, Florencia. ¿Queréis saber más?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.