Que ver en Verona en un día. Enma Y Jose : Romeo Y Julieta.

A Verona llegamos casi anocheciendo, y no nos alojamos en el centro de Verona, debido a que los precios de los hoteles estaban disparados, y a esto, también teníamos que añadir el precio del parking. Por lo que nuestro hotel estaba situado a 6 kilómetros del centro de Verona, exactamente en el pueblo de San Michele Extra, un pueblo de paso, que tampoco tiene un gran atractivo. Nada más llegar dejamos el coche en el parking gratuito del hotel, e hicimos un cheking muy rápido en el hotel, dejando nestros DNI.

Nos duchamos y preguntamos en recepción donde podíamos cenar, nos dijeron que muchos de los sitios estaban cerrados (era verdad), pero que en la piscina del pueblo podíamos cenar sin problemas y a buen precio, y así fue, podéis leer nuestra opinión en tripadvisor.

De la cena nos fuimos directamente al hotel, a descansar y empezar el dia con energia. El hotel incluia el desayuno, por lo que no perdimos nada de tiempo en buscar una cafeteria para poder tomar algo.

Preguntamos a recepción del hotel si podíamos dejar el coche en el parking mientras íbamos a Verona, y no nos pusieron ningún tipo de problema. La parada del autobús para llegar al centro de Verona está ubicada a una calle del hotel, exactamente aquí

Tambien os dejamos el horario de los autobuses para ir a Verona, esta línea te deja pegado al “Arena de Verona”.

El autobús tarda aproximadamente 20 minutos en llegar a Verona. El Ticket de autobús sale por 1,25€ por persona, y lo puedes comprar en algunos estancos. nosotros lo compramos directamente en el hotel. Si no encuentras algun sitio para comprar el ticket puedes pagarlo directamente al subir al autobús, pero te costara 2€ por persona.

El precio por viaje de
autobús vale 1,25€ por persona

Cuidado con subir sin ticket al autobús, ya que vimos cómo se llevaban a dos personas la policía por no llevar el papel. Por lo que no tenéis que perderlo en todo vuestro viaje. A primera hora vimos montar a mucha gente si tickar y no pasó nada… pero no podéis arruinar vuestro viaje por unos euros.

El precio de la zona azul de Verona
es de 2€ la hora, con un máximo de 2 horas.
Incluidos los fines de semana y festivos.

 Llegamos temprano a Verona, a la ciudad de amor, a la ciudad conocida mundialmente por Romeo y Julieta entre otras muchas cosas, y lo primero que encontramos es el Arena de Verona.

También os vamos a dejar la ubicación de los parking de Verona, donde el más cercano al Arena de Verona vale 3€ euros la hora, cuanto más te alejas del centro,  cuesta un poco menos, pero según nos dijo el recepcionista del hotel, los precios no suelen bajar de 2€ la hora en temporada alta.

:: ¿Qué nos pareció el Anfiteatro Arena de Verona ::

Cuando lo vimos por fuera nos pareció espectacular, muy bien conservado, imponente…  por lo que decidimos pagar los 10 euros que cuesta la entrada, y nos encontrarnos en su arena y en sus gradas de piedra, cientos de butacas de hierro, y un enorme escenario que le quita la belleza y su gloria de antaño. No lo recomendamos hasta que no recuperen su interior.

Recorrimos su interior y habian muchas zonas que estaban cortadas al paso de los visitantes debido a las actuaciones que se producen en su arena…

Salimos un poco decepcionados por lo que vimos, pero enseguida se nos pasó cuando empezamos a recorrer las calles de Verona, poniendo rumbo a otro de los grandes puntos de visita obligatoria de la ciudad, El Balcon de Romeo y Julieta, o la Casa de Julieta, ubicada a unos pocos cientos de metros del Arena. En la entrada podéis ver cientos de papeles pegados en su túnel con mensajes de amor… pero también encontrareis otras cosas que dan un poco de grima… como tiritas, compresas…, pero bueno, avanzamos unos metros hasta que vimos el balcón, donde  es casi imposible hacerse una foto sin que salgan las decenas de turistas que abarrotan la pequeña plaza.

Aquí podrás hacerte una foto desde arriba en el balcón (pagando 8 euros), o hacerte una foto tocándole un pecho desgastado a Julieta.

Es un visita rápida, ya que hay poco que ver, y aun siendo temprano había demasiada gente. De aquí nos fuimos a Piazza delle Erbe, donde encontramos un pequeño mercado de souvenirs (la mayoría procedentes de china), un decenas de restaurantes en la plaza más céntrica y concurrida de Verona. Este es un buen sitio para tomarse un espreso y meterse algo de cafeína para seguir con las visitas.

Fuimos a la pequeña plaza dei Signori donde se encuentra la Torre dei Lamberti , la entrada cuesta 8€ por persona y el horario es de 10 a 18 horas entre semana y de 11 a 19 horas los fines de semana y festivos.

Muy cerca de aquí encontramos la Iglesia de Santa Maria Antica, donde su entrada es gratuita, es una pequeña iglesia, muy bonita y alardes de  exhibir obras maestras, por lo que vale la pena visitarla.

Las iglesias más visitadas en Verona son:

San Zeno
Catedral de Verona
Santa Anastasia
San Fermo

Podéis entrar a cada una de ellas por 2,5€ por persona, o sacar una tarjeta conjunta por 6€, y visitar todas las catedrales. La más lejana es la de San Zeno, que no visitamos porque teníamos que elegir entre ella y el Castillo San Pietro.

De aquí nos fuimos a comer, y sin mirar por Tripadvisor, nos encontramos la Antica Osteria al Duomo, un pequeño restaurante que sin ser excesivamente caro, comimos muy bien.

En total 30 euros con los dos cafés, (El agua era gratis, y en muchos lugares te cobran el agua del grifo…).

Desde aquí nos fuimos al Castillo de San Pietro, se puede llegar en coche o andando, nosotros optamos por subir andando, que aunque está un poco empinado, se puede subir tranquilamente, también es aconsejable para subir en familia y con niños. Al llegar arriba tendrás una fuente para poder hidratarte. Las vistas desde este castillo son impresionantes, ya que veras todo el casco antiguo de Verona.

De vuelta a la parada de autobús nos paseamos por otra zona de Verona que está justo al pasar el puente y también nos gustó mucho. El autobús de vuelta se coge en el mismo sitio que nos dejó al llegar, pero en la acera de enfrente.

En la vuelta estar atentos a la parada porque el autobús no te deja en la parada de la ida, si no que en esa parada gira a la izquierda, por lo que tenéis que darle al botón del autobús para que pare.

Una vez recogido nuestro coche del parking del hotel pusimos rumbo a Bolonia, pero Bolonia os lo contamos en el siguiente capítulo, ya que es una de las ciudades que más nos gustaron.

P.D. Os explicaremos como aparcar en Bolonia sin que os multen por entrar en una Zona de tráfico limitada.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.