Razones para viajar a República Checa y Paises Bajos.

Queremos haceros una  pequeña introducción  antes de entrar en materia de porque elegimos viajar a la Republica Checa y Praga.

:: ¿Por qué ir Praga? ::

Praga es una de las pocas ciudades en las que parece que el tiempo se ha parado, tanto para lo bueno, como para lo malo, de esas ciudades que invitan a perderse por todas sus calles, dando igual que sean céntricas o no. Es una ciudad, o mejor dicho, un país, con una larga y difícil  historia, entre otras, el largo periodo de tiempo les vetaron la posibilidad de quejarse, de hablar, de reunirse, e incluso de reír. De ahí que muchas veces no veas reflejado en su rostro lo que realmente quieren decirnos.

Conocer su historia, es meterse de lleno en plena Segunda Guerra Mundial, e imaginarse como pudieron los checos aguantar el envite de Hitler, y sus esbirros… En el próximo post, podréis que visitamos, y os contaremos un poco de su historia, de su gente, de su comida, de sus monumentos,…

Quizás, si esto lo lee una persona que ronda los 20 años, este Post y el siguiente no le interesará, ya que la mayoría de ellos llegan a estas ciudades buscando fiesta, y nosotros buscamos tranquilidad y conocer al máximo el lugar que pisan nuestros pies.

Entre otras cosas, no os podéis perder lo que pasó en la Plaza de Wenceslao, La Casa de Ana Frank, La Historia de Franz Kafka, curiosidades de porque La Torre de la Pólvora es negra, (y no… no es por la pólvora), la historia del Puente de Carlos, y la historia que rodea su construcción…

Como siempre, todo lo que os contamos, es desde nuestra sinceridad, sin recibir nada a cambio, y solo con la misión de que disfrutéis al máximo de vuestras vacaciones.

:: ¿Por qué ir a Ámsterdam? ::

La visita a Ámsterdam surgió a posteriori, ya que teníamos idea de ir a lo típico, Praga y Viena, o Praga y Budapest, pero se nos iba de presupuesto. La historia de Ámsterdam es muy variopinta, y oímos muchas versiones sobre algunos de sus temas Tabú, por eso al final, cada una saca sus propias conclusiones. Si tuviéramos que comprar Ámsterdam con Praga… sería imposible. Es totalmente distinta, y no se parece en nada, ni su arquitectura, ni su gente, entorno, comida…

Ámsterdam es una ciudad “Joven” que intenta ocultar bajo esa fachada de “libertad” todo lo que pasó hace relativamente poco tiempo. Descubrir la verdadera historia de Ámsterdam no es fácil, ya que los guías no suelen hablar de ello, y a muchos de las personas que viven en Ámsterdam no les sienta bien.

¿Os suena, la compañía de Indias Orientales? Una compañía que fue el motor económico de Ámsterdam, ya que se dedicaba a importar y exportar productos, como la seda, algodón, … aunque también hacia otro tipo de tráfico marítimo…

Ámsterdam es una ciudad multicultural, donde cada uno “va a su bola”, donde la vida no es para nada barata, y donde, entre otras cosas, todo el mundo se cree que es una ciudad sin ley, y que se puede fumar marihuana en cualquier lugar, por lo que te invitamos a descubrir con nosotros todo lo que aprendimos en nuestro paso por Ámsterdam.

:: Maastricht e Eindhoven ::

Gracias a la visita a una amiga de Enma, pudimos recorrer estas dos ciudades. Maastricht, una ciudad que en plena navidad es muy visitada gracias a su famoso mercadillo navideño.

Eindhoven es una ciudad tranquila, sin la masificación de las ciudades atrás nombradas. Visitamos uno de esos parques donde las familias pasean en bici, pasean con sus mascotas,  disfrutan del sol y se sientan a pasar el día. Visitamos el centro de la ciudad, y os contaremos que se puede comer en esta ciudad, y donde aparcar el coche sin necesidad de pagar.

:: Vuelos a Praga. (Solo ida) ::

El aeropuerto más cercado que tenemos desde nuestra vivienda es el Aeropuerto de Alicante o más bien…y para que no se me mosqueen mis compañeros, el Aeropuerto de Elche. Esto es una guerra interna que nunca tendrá fin, jajaja.

Un vuelo directo desde Alicante a Praga en pleno agosto se nos iba a más de 250 euros por persona, pero gracias a Ryanair, podemos llegar a Pardubice, que está a más o menos 1 hora de distancia de Praga. El vuelo nos costó en pleno agosto 71€ por persona, sin facturar maleta.

:: ¿Cómo llegar desde el aeropuerto de Pardubice a Praga? Y otros vuelos ::

Para llegar al centro de Praga, es muy muy fácil. El aeropuerto de Pardubice es muy pequeño, por lo que recibe pocos vuelos. Nada más salir de la zona de maletas, verás a tu derecha una máquina para poder sacar el Ticket de Autobús con destino a la estación de trenes. El precio del billete por persona es de 1.30€, (recordar que pagáis en coronas). En la máquina no se puede pagar con dinero en efectivo, por lo que tendréis que usar la tarjeta.

“En nuestro viaje, casualmente, venían dos personas de nuestro mismo pueblo, y a ellos no les funcionaba la tarjeta, por lo que asegurarse que os funciona la tarjeta para pagar por Europa. “

La parada de autobús está al salir del aeropuerto a la derecha. Y como la empresa sabe exactamente cuando llega cada avión, no tendrás problemas de esperas.

El trayecto hasta la estación de tren no dura ni 10 minutos. Una vez en la estación de trenes, (tampoco es muy grande), tendréis que sacar de la maquina el billete de tren y la hora a la que lo queréis coger, el precio fue de unos 4 euros por persona si no recuerdo mal. ¿Sabéis lo que os puede costar un taxi desde Pardubice hasta Praga? Pues al preguntar por allí, nos dijeron que sobre los 120€. Nosotros sacamos el Ticket para el siguiente tren que pasaba y casi no llegamos, porque nos hicimos un lío con el billete, y que dirección coger… pero al final llegamos a tiempo.

Os aconsejamos NO entrar sin billete, ya que en todos los trenes que cogimos durante nuestro viaje… pasaron los revisores, y en algunos de ellos hasta la policía. Asique más vale no jugársela.“

El viaje dura unos 50 minutos aproximadamente, así que relajarse, mirar por la ventana, que empieza vuestro viaje.

P.D. Como el vuelo de vuelta desde Praga o Pardubice nos salía carísimo, unos 250€ a cada uno en las fechas que teníamos nuestras vacaciones, decidimos volver desde Ámsterdam, que con Vueling que nos costó 54€ a cada uno, y sumando los 73€ que nos costó viajar desde Praga a Ámsterdam con EasyJet, teníamos la posibilidad de ver otra pequeña parte de Europa, y ya de paso, visitábamos a una amiga de Enma que vive en Eindhoven.