Camino de Santiago, Que me llevar y porque. Parte II

Hoy arranco a contar como me ha ido El Camino de Santiago, y no va a ser fácil… no va a ser fácil porque volver a la vida “normal” es muy complicado, sobre todo cuando volvía con una mente despejada, limpia, y solo llevando en mi mochila pequeños problemas sin importancia, y que tienen fácil solución.

Dejando un poco este tema, que da para mucho, volvemos a lo que a muchos más les interesa,

:: ¿Qué me he llevado realmente al Camino de Santiago? ::

El día antes (Como es habitual en mi), me puse en una mesa todo lo que me quería llevar al camino para 18 días, y teniendo en cuenta que el pronóstico del tiempo decía que el sol lo iba a ver muy poquito, quería llevar un poco más de ropa por si no daba tiempo a secarse.

Aun así me pasé, y me sobraba alguna cosa, o podría haber reducido el tamaño de algún objeto. Voy a ir describiendo paso a paso, cada una de las cosas que me llevé y mi opinión al respecto.

Muchos querrán saber cuánto pesaba mi mochila, pues exactamente pesaba 8,5 kg, el problema es que luego le añades el agua, y comida, y se sube a 10 kg, y eso es un error. El no pasar de 7 kg sería lo ideal.

Seguir leyendo