Tailandia viaje organizado por nuestros amigos Debora y Marco Antonio. Parte II.

Día 5 – Kanchanaburi – Ayutthaya – Angthong – Lopburi – Phitsanulok

Temprano partiríamos rumbo a Ayuthaya, la antigua capital del Reino de Siam, donde aguardan impresionantes ruinas de fortalezas y templos.

En Ayutthaya visitamos las altas estopas de Wat Chaiwattanaram, un templo budista de estilo camboyano construido en 1630 y declarado patrimonio de la humanidad desde 1991.

Después continuamos nuestra ruta para visitar Wat Mahathat, templo que ofrece la famosa imagen de la cabeza de Buda entrelazada en las raíces de un árbol.

Continuamos dejando atrás la gran capital para adentrarnos en la provincia de Ang Thong. Alli visitaríamos el Gran Buda de Tailandia, la imagen del Buda sentado más alto del mundo (92m  de alto y 63m de ancho) situado en el monasterio de de Wat Muang.

Una vez terminada nuestra visita, continuamos a Lopburi  para ver el Prang Sam Yod o también llamado el templo de los monos. La verdad que no disfrutamos mucho de la visita ya que había que estar pendiente de los cientos de macacos que te miraban con la intención de abalanzarse sobre ti en cualquier momento, algún susto se llevo algunos de nuestros compañeros de viaje cuando algún mono les saltó sobre las mochilas.

Ayutthaya

Como el día anterior, nuestra comida tipo buffet estaba también organizada en un restaurante local. Un restaurante muy bonito donde también se dedicaban al cultivo de orquídeas.

Tras el almuerzo continuamos hacia Phitsanuloke donde nos alojamos en el Hotel Grand Riverside.

Como llegamos temprano, pudimos disfrutar de un paseo por el Night Bazar, un mercadillo de ropa nocturno que quedaba muy cerca al otro lado del río. Sin movernos mucho para buscar un sitio donde cenar, elegimos un restaurante flotante llamado Shew Shew Bar donde disfrutamos de una actuación de un cantante local.

Día 6 – Phitsanulok – Sukhothai – Lampang – Chiang Rai

Salimos rumbo a Sukhothai antigua capital del reino, donde comenzamos visitando unos de los parques históricos más prolíficos en restos arqueológicos, declarado patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1991. Al llegar, cogimos nuestras bicicletas de alquiler para disfrutar de un agradable paseo por los llanos jardines de Sukhothai, entre ruinas y lagos, disfrutando de la vegetación y los templos. Nuestro guía hacía las respectivas paradas para explicarnos todas las cosas de interés que se sitúan dentro de la zona amurallada.

Una vez terminado nuestro paseo en bici, salimos fuera de los muros de la antigua capital para  visitar el Wat Sri Chum templo que esconde el Phra Achana, un gran buda blanco de 12m de alto.

Tras estas visitas, partimos hacia Chiang Rai via Lampang, deteniéndonos a comer en un restaurante. En Lampang visitamos el Wat Prathat Lampang Luang, considerado el templo más hermoso del norte de Tailandia.

Continuamos rumbo a Chiang Rai, parando a disfrutar del Lago Phayao.

Esa noche nos alojábamos en el Hotel Le Meridien Chiang Rai Resort. Una vez allí, una furgoneta del hotel te podía acercar al Night Bazar pagando 20 bath Así que decidimos salir con un par de parejas a visitar el mercado y cenar por ahí. Elegimos una pizzería cercana al mercado nada recomendable. La vuelta al hotel fue después de la última furgoneta del hotel así que no tuvimos problema para encontrar un tuk tuk.

Día 7 – Chiang Rai – Chiang Mai

Partimos hacía el Triangulo del Oro, punto geográfico donde el rio Mekong hace de frontera natural entre Tailandia, Myanmar (Birmania) y Laos. Una vez allí nos dirigimos al mirador donde se puede ver una panorámica de los tres países separados por el cauce de uno de los ríos más famosos de Asia y del mundo. Tras la panorámica, bajamos a la orilla del rio Mekong para navegar en barca típica por su cauce.

Después de comer en un restaurante local partimos rumbo a Chiang Mai, no sin antes visitar uno de los nuevos iconos del país, el , un creativo y sorprendente templo blanco de extrema belleza exterior. El templo se empezó a construir en 1997 y en la actualidad sigue inacabado.

 

Después llegaríamos a nuestro hotel de Chiang Mai el Dusit Island Resort. Ya que era domingo, nuestro guía nos aconsejo pasear por el Sunday Market. Sin dudarlo, cogimos un songthaew (una furgoneta roja abierta por atrás que hace la función de taxi) y nos dirigimos al mercado pagando 20 baths por pareja. Como ya era un poquito tarde, cenamos una hamburguesa rápida y empezamos a pasear por aquella calle interminable llena de puestos. Sin duda uno de los mercados más bonitos de los que habíamos visitado, eso sí lleno de gente.

Día 8 – Chiang Mai

Tras el desayuno partimos a la granja de Elefantes “Mae Taman”, donde disfrutamos de una demostración de estos enormes animales que, en su raza asiática son capaces de efectuar complicadas tareas.

Después dimos un paseo en elefante. Paseo totalmente recomendado, no nos habían hablado bien de esta parte del viaje pero sin duda lo disfrutamos al máximo. Yo no podía quitar la vista de ese mini elefantito de 2 años que tuvimos la suerte de tener al lado nuestra mientras la madre nos enseñaba esas vistas impresionantes del bosque.

Una vez terminado nuestro paseo, nos acercamos a visitar la pintoresca tribu Long Neck (Mujeres Jirafa) que tienen su asentamiento original en Nae Horn Sorn y que son procedentes de Birmania. Paseamos por su mercadillo donde venden figuras, souvenirs y fulares tejidos por ellas mismas. Al terminar, esperamos unos minutos ya que las mujeres Jirafa tenían programado un baile típico de la tribu.

Después de comer tomamos rumbo a la montaña Doi Suthep, donde visitamos el templo más relevante de Chiang Mai y donde disfrutamos de sus fabulosas vistas sobre la ciudad y el atardecer.

Al llegar a nuestro hotel decidimos ir a darnos un masaje de pies, no queríamos acabar nuestro circuito sin disfrutar de algo tan típico de Tailandia. Así que en tuk tuk nos acercamos al Holiday Inn (hotel donde estaban el alojados los demás compañeros del viaje) y entramos a un local especializado en masaje (200baths por persona).

Después nos dimos un paseo por el Night Bazar y terminamos cenando en  restaurante recomendado por nuestro guía llamado “El Duque” donde había una carta bastante variada. Nosotros nos decantamos por una pizza y unas costillas a la bbq que tenían una pinta espectacular.

Día 9 – Chiang Mai – Phuket

Después de nuestro desayuno en el hotel nos vinieron a recoger para ir al aeropuerto de Chiang Mai. Tardamos en llegar unos 10 minutos y allí esperamos hasta la salida de nuestro vuelo destino a Pukhet.

Volamos con Airasia, una compañía tipo Ryanair. El vuelo interno tardó unas dos horas.

El aeropuerto de Pukhet es muy pequeñito así que enseguida cogimos nuestras maletas. Al salir estaba Ladda esperándonos para trasladarnos al hotel.

Nuestro hotel en Pukhet fue JW Marriott a unos 20 minutos desde el aeropuerto. En el trayecto nuestra guía nos informó de las excursiones disponibles para hacer en los días que íbamos a estar allí ya que a nuestro paquete contratado no incluía ninguna excursión en playa. La agencia en España nos informó que las excursiones en playa valen más caras si se contratan en España y que era mejor contratarlas directamente en Pukhet.

El hotel era un súper complejo bastante bonito y lujoso pero que no recomendaría. Al llegar lo que nos sorprendió fue ver un número interminable de familias chinas con niños pequeños pasando unas vacaciones. En alguna de las excursiones de los días siguientes pudimos coincidir con españoles que habían hecho con nosotros el tour del Reino Thai y nos dijeron exactamente lo mismo. Sin duda una nueva clase media en China que sale de vacaciones con la familia y uno de los destinos estrella son las playas de Tailandia.

Ir a Parte I Ir a Parte III

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.