Tailandia viaje organizado por nuestros amigos Debora y Marco Antonio. Parte III.

Dia 10. James Bond, Phang Nga Bay.

Contratamos la excursión con Andaman Leisure Phuket, la empresa sugerida por Ladda. Ella misma nos dijo que no era una de las empresas más baratas pero si nos dijo que era una de las pocas empresas que devolvía el dinero si llovía o el tiempo no acompañaba y decidíamos no ir. El precio que pagamos por persona fue 2.950 bath. La excursión incluía: recogida en el hotel hasta la Royal Phuket Marina (a una hora de trayecto), fruta, agua y refrescos a bordo, comida, guía turística y vuelta al hotel una vez terminada la excursión.

Nota: Cuidado con el precio… esta excursion puede costarte 3 veces menos.

A las 8:30-9:00 partimos del puerto hacia las maravillosas islas del Mar de Andamán dentro de la bahía de Tailandia.

Es importante contratar excursiones que salgan temprano ya que cuanto más tarde más turistas habrá y menos posibilidad de disfrutar las islas en todo su esplendor.

Nuestra primera parada fue en Hong Island. Una vez allí, nos montamos por parejas en canoas para explotar la isla y los secretos de la cueva de Mangrove y la cueva del Diamante en la isla de Panak. Impresionante como teníamos que tumbarnos en la canoa para adentrarnos por pasadizos súper estrechos para poder descubrir las maravillas de estas islas.

La Isla de James Bond sería la siguiente en visitar, allí daríamos un paseo por libre para poder fotografiar la famosa imagen de esta isla y poder disfrutar de su playa.

Kho Panyee sería nuestra próxima parada, un pueblo flotante de origen indonesio y religión musulmana instalado en la isla de Panyee desde hace más de 200 años. Destacar la venta de perlas bastante baratas ya que se dedican a su cultivo y a la pesca en general. Una vez allí y después de dar un paseo por esta curiosa isla, nos dirigimos a un restaurante local para disfrutar de nuestro almuerzo.

El próximo destino sería la isla de Lawa para poder relajarnos y disfrutar de playa antes de volver al puerto de Phuket. La parada fue más corta de lo previsto ya que el capitán aseguro que se acercaba una tormenta, así que recogimos para empezar nuestro viaje de vuelta. No pasaron ni 5 minutos cuando empezó a llover.

Llegamos a puerto sobre las 16:00 donde decidimos contratar otra excursión para el día siguiente con la misma empresa. Una vez terminamos, allí nos esperaba la furgoneta que nos llevaría de vuelta al hotel.

Al llegar nos dimos un masaje relajante en un chiringuito de la playa del hotel por unos 250 bath por persona, precio bastante diferente a los ofrecidos por el hotel.

Cena y cócteles en el hotel con música en directo.

Día 11. Phi Phi, Maya, Bamboo.

Esta excursión no fue recomendada por Ladda el día que llegamos al aeropuerto de Phuket.

Aseguraba que al ser mar abierto podría haber mucho oleaje y se podía pasar un mal rato con los movimientos del barco.

La excursión del día antes había sido en el interior de la bahía pero esta era en mar abierto.

Temprano fueron a recogernos al hotel para trasladarnos a la Royal Phuket Marina. La salida también fue sobre las 8:30-9:00. El precio y los servicios incluidos eran los mismos que los del día anterior.

La verdad que tuvimos buena suerte con las olas pero se notaba la diferencia con el día anterior.

Nuestra primera parada fue la isla de Maya Bay, donde fue rodada la película de La Playa de Leonardo Dicaprio. Al llegar pronto pudimos disfrutar sin muchos turistas de las aguas cristalinas azul turquesa y de su arena blanca, sin duda una playa paradisiaca totalmente recomendable.

Después de esta visita, nos dirigimos hacia la isla Khai donde sin llegar a la orilla el capital fondeó el barco para poder disfrutar de un baño.

Seguidamente nos dirigimos a la isla de PP Ley donde hicimos snorkel. Disfrutamos de miles de peces de colores para continuar y ver la cueva de los vikingos, la playa de los monos, la cueva de Pileh.

El fin del recorrido era Phi Phi donde tuvimos poco más tiempo que la hora de comer, así que no nos dio mucho tiempo a disfrutarla.

A la vuelta paramos en una isla con una playa casi desierta para disfrutar un poco de un baño.

La llegada al Royal Phuket Marina fue sobre las 4:30 y al igual que el día anterior, nuestra furgoneta nos estaba esperando para trasladarnos al hotel.

Una vez allí fuimos a darnos un masaje relajante antes de ducharnos para cenar.

Cerca del hotel había un mini centro comercial y servicio del hotel gratuito para desplazarse así que esa noche decidimos salir a buscar algo para cenar. Al llegar vimos un pub irlandés llamado Bell Bentley Pub en el que anunciaba las costillas BBQ gratis después del primer plato. Sin pensarlo mucho entramos para disfrutar nuestras costillas y hamburguesa y de una actuación de música en directo.

Dia 12. Día libre.

Día lluvioso por tanto día de relax en el hotel.

Ya nos advirtieron que viajaríamos en época de monzón, sin embargo no nos había llovido a penas en todo el viaje. Hoy era el día. Pensábamos disfrutar de la playa del hotel y de las piscinas pero… Después de estar un rato en una de las piscinas del hotel empezó a llover de manera tropical así que tuvimos que cambiar de planes. No nos importaba ya que no nos habíamos relajado desde que habíamos llegado, así que estuvimos tomando algo por el hotel, dándonos lo que ya se había convertido en nuestro habitual masaje y disfrutando de la sala de juegos.

Dia 13. Vuelta a España.

Poco que contar aquí a parte de recoger nuestras maletas y esperar a que nos recogieran para trasladarnos al aeropuerto.

Vuelta con la misma compañía aérea haciendo escala en Abu Dhabi.

::: Conclusiones, ruegos y preguntas XD :::

Lo primero agradecer a estos futuros… papas… por regalarnos una parte de su viaje, y ayudar a mucha gente a decidirse por Tailandia como viaje de Luna de Miel. Para acabar les pasamos una serie de preguntas… Ellos han vuelto encantados, pese a que su primera impresión fue de “respeto” ante la locura de vida en Bangkok. Aquí van:

  1. ¿Ha sido la luna de miel esperada?

Ninguno de los dos tenía su Luna de Miel soñada así que nunca estuvimos cerrados a una única opción. Decidirnos por Tailandia fue todo un acierto, la calificaríamos como mejor de lo esperado.

  1. Visteis lo que la gente llama… ¿Mucha pobreza?

Hay pobreza, sin embargo ver la manera en la que se toman la vida y la felicidad que derrochan lo último que te hace pensar es que son pobres.

  1. ¿Qué zona o lugar fue el que más os impactó del País?

La vista aérea de Bangkok fue una de las primeras cosas que vimos y quizás por eso nos dejó impactados. Las playas son una pasada.

  1. ¿Qué tal la comunicación con las personas en Tailandia?

Cuando íbamos por libre la comunicación era suficiente. El nivel de inglés de la gente de la calle no es muy alto pero en sitios turísticos y en hoteles la comunicación fue perfecta.

  1. ¿Qué es lo “peor” de vuestro viaje?

Lo peor diríamos que han sido las horas de autobús para poder ver el país de arriba a abajo, pero mereció la pena. La comida ya empezaba a ser un poco repetitiva.

  1. ¿Habéis notado inseguridad? ¿Donde?

Nos hemos sentido seguros en todo momento.

  1. ¿Conociendo ahora Tailandia, volveríais por libre?

Tailandia nos encantó, pero si volvemos a Asia será para descubrir otro país. En caso de repetir Tailandia, sí iríamos por libre para después contratar excursiones y visitas desde allí.
8. ¿Cual es vuestro siguiente viaje?

Tenemos en la lista varias capitales europeas: Roma, Viena, Praga, Budapest. Si pudiéramos coincidir en vacaciones un poco más largas sin duda sería Nueva York.

 

DEBORA Y MARCO

Ir a Parte I Ir a Parte II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.