Una boda en Sevilla, un perchero ropero, y un monton de gatos.

¡Hola! Llevamos tiempo sin escribir, debido al gran volumen de trabajo que llevamos, tanto en la empresa, como en nuestra futura casa de campo, por lo que tenemos un muy poco tiempo para escribir, y lo que más no duele… poco tiempo para viajar.

Para empezar, queremos desearos un Feliz año 2018!,

El último viaje que realizamos fue a Sevilla, y en este caso me fui yo solo (Jose), ya que teníamos una boda de una amiga, y al ser la boda viernes por la tarde, Enma no pudo venir.

A Sevilla fuimos 4 amigos, Pedro, Bea, Antonio (Hola!) y yo,  y pese a que nos fuimos de boda, nos quedamos hasta el domingo al medio día, la idea era hacer un poco de turismo de monumentos, puntos de interés de la ciudad, turismo de locales de comida y bebida, y una noche de vida nocturna.

Fueron 3 días y 2 noches en Sevilla, pero el viaje dio para mucho.  A Sevilla fui hace unos 15 años, y no recordaba prácticamente nada. Pero si tengo que valorar a la ciudad de Sevilla, no tendría prácticamente ninguna palabra negativa sobre ella.

Me encantó tanto por su gente, locales, precios, espectáculos, monumentos, actividades… Pero vamos a ir por partes…

:: ¿Dónde aparcar en Sevilla? ::

Sevilla no es Madrid, ni Barcelona, por lo que aparcar en la calle a 10 minutos del centro de Sevilla no resulta complicado, y encima a coste cero, ya que donde dejamos el coche no existen zonas azules ni verdes. Al final nuestro coche se quedó aparcado en esta zona.

Es una zona residencial, por lo que encontrar aparcamiento no será un problema. Dejar el coche en un parking en Sevilla, se te puede ir a unos 20 euros diarios.

:: ¿Dónde parar a desayunar en tu camino a Sevilla desde Alicante? ::

Salimos temprano para llegar antes de comer a Sevilla, y sabiendo que nuestro conductor, conduce un 20% por debajo de los límites de velocidad para ahorra gasoil y provocar un bajo impacto de desgaste en su coche… jajaja.

El camino se nos estaba haciendo eterno debido a la “alta” velocidad a la que íbamos… (Modo Ironía ON) hasta tal punto, que nos pilló un atasco… y ni nos enteramos… XD (Modo Ironía OFF), por lo que decidimos parar en el pueblo de Santa Fe, no sin antes de meternos por error en un área de conservación de carreteras… donde varias personas de seguridad salieron a nuestro encuentro, XD.

Buscando una cafetería por el pueblo, dimos con la , ubicada aquí:

Tanto las tostadas, cafés, y bollería son de otro mundo, estaban riquísimas, y en este lugar, ya empezamos a degustar lo que es un buen jamón serrano, que nada que ver con cualquier tostada con jamón que te pidas en el 95% de las cafeterías y bares de nuestra zona.

Entrando a Sevilla nos encontramos con los atascos de la hora de salida y entrada de trabajadores, por lo que tardamos más de 30 minutos en llegar a nuestro hotel.

:: ¿Qué hotel elegir en Sevilla? ¿Cómo reservar un hotel barato en tus viajes? ::

Sevilla es una ciudad de turismo, y no se diferencia prácticamente la temporada alta, de la temporada baja, por lo que la reserva de un hotel en Sevilla no es una tarea fácil. Nosotros reservamos el hotel por booking con cuatro meses de antelación, y menos mal, ya que 1 mes antes de irnos, el precio se había casi duplicado.

La reserva la hicimos con un pequeño truco. El hotel elegido fue “Hotel Don Paco”. Un 3 estrellas con una perfecta ubicación, limpio, y con una piscina con unas vistas muy bonitas a Sevilla. El precio total de la reserva fueron 120 euros.

Tanto mi compañero, como Enma y yo, tenemos en Booking la opción de enviarle un código con un descuento de 15 euros a nuestros amigos, hasta un máximo de 150€.
Por lo que mi compañero de viaje Pedro, me envió su código, y yo le envié mi código de Booking. Cada uno reservó una noche, y luego llamamos al hotel para evitar que nos cambien de habitación al día siguiente. Por lo que en realidad, el alojamiento nos costó 45€ a cada uno, en lugar de 60 euros. “

:: Donde Desayunar, beber, comer y cenar en Sevilla ::

La Guaseria (Desayuno) Nota: 7/10: Fue lugar de nuestro primer desayuno en Sevilla, por un precio de 3,5 euros por persona, tuvimos una tostada con jamón (muy bueno), un café con leche, y un zumo de naranja.  

Mesones Serranito (Cena) Nota 6/10: Una de las cosas típicas que nos comentaron antes de ir a Sevilla era comerse un bocadillo típico de este lugar, un Serranito. Este bocadillo viene acompañado de patatas y pimientos al precio de 9 euros.

En mi caso me gustan los bocadillos que al morderlos, se deshaga la carne sola sin necesitada de que se te desmonte medio bocadillo. El Bocadillo no está malo ni mucho menos, pero… no es de los mejores “Serranitos” que he probado.

Patio San Eloy – Santa Catalina (Desayuno) Nota 9/10: Por 3,5 euros volvimos a tener una tostada con tomate, aceite y Jamón Serrano, acompañado de un zumo y un café con leche. El pan también dice mucho de una buena tostada, y en este caso, casi logran la perfección.

Bar El Comercio (Comer) Nota 9/10: De este sitio no se puede decir nada malo. La carne, tortilla, bocatas… estaban buenísimos. Las mesas de este bar son de los años 70 por lo menos, por lo que tiene un encanto de época. Los 4 miembros que formábamos la armada alicantina estábamos sentados apelotonados sobre la minúscula mesa, y nos lo pasamos en grande. Un buen ambiente, unas buenas cervezas y una buena comida con los amigos, alegran a cualquier persona en este mundo.

Casa Morales (Aperitivo) Nota 8/10: Queríamos probar algún vino de esta zona, por lo que entramos a esta bodega, que también es un Bar/Restaurante. Tienen una carta de vinos muy muy amplia, por lo que podéis escoger entre una amplia gama, desde muy dulces, hasta los muy secos, pasando por otro tipo de vinos con distintos sabores a frutas.

Kiosko Bombay (Tardeo) Nota 8/10: Pegado al Guadalquivir tenemos un pequeño lugar de encuentro de turistas, y gente local. Es lo que nosotros llamamos un pequeño lugar para reunirse, conocer gente, y tomarse una copa con los amigos a un precio asequible. La verdad es que nos encantó este ambiente.

Café Bar las Teresas (Tapeo) Nota 8/10: Nos lo encontramos en el Barrio de la Cruz, en una zona muy transitada de turistas. Para ser un lugar tan transitado, los precios están muy ajustados y es comida y bebida de calidad. Si te sientas en la puerta, podrás disfrutar con decenas de personas que pasar por aquí montando algún tipo de circo.

Bar Ventura (Tardeo) Nota 8/10: Después de comer, nos apetecía una copa, y decidimos sentarnos en este sitio. Es un lugar pequeño, con unos buenos precios, y en el que se puede hablar sin gritar.

Freiduría Reina Victoria (Recena…) Nota 9/10: Comer pescaito fresco frito en Triana es posible en este sitio. Aquí se paga al peso, por lo que tu eliges lo que quieres comer y la cantidad, y ellos se encargan de freírlo y dejarlo en tu mesa. Es de los pocos sitios en los que aún se puede ver la botella de libro de cerveza en la mesa… ¡nos encanta!

Taberna del Perejil (A partir de las 11) Nota 10/10: Queríamos dejar este sitio para último por ser especial, Después de entrar a muchas tabernas y lugares de Sevilla… nos quedamos con este lugar. Una taberna donde escuchar esa música sevillana que tanto nos gusta, una taberna donde sentarte en la barra y con una tiza te van escribiendo en la barra todo lo que llevas comido y bebido, una taberna donde puedes hablar y reírte con el encargado, y que por no tener cambio les pagamos unas cervezas de más y sabíamos que al volver nos reconocerían, una taberna donde se agotó el Décimo de Navidad del Perejil (una historia para conocerla ahí) y el dueño nos dijo que nos lo enviaba gratuitamente hasta Alicante y que ya le pagaríamos cuando volviéramos algún día a Sevilla.  (Al Final le compramos 9 décimos para la familia y amigos y nos lo mando sin problemas a contra rembolso).

Todo un maestro el señor Pedro!

Es decir, una taberna que guarda el espíritu de antaño, y donde volveremos en nuestra próxima vista a Sevilla.

 A partir de aquí, os vamos a contar que ver, y que hacer en Sevilla en un día y medio. Ya que aprovechamos cada minuto de nuestro viaje.

Con solamente un día y medio en Sevilla, nos ha sido imposible visitar todos los monumentos y lugares de ocio que nos hubiera gustado. Ha sido un viaje distinto, loco,  lleno de anécdotas y risas. Lo bueno de todo esto, es que al no visitar todo lo que queríamos, me tocará volver con Enma.

 :: ¿Qué visitamos y por donde nos movimos? ::

  1. Setas de Sevilla o Metropol Parasol:

¿En serio? Aún no damos crédito al ver semejante esperpento en una ciudad como Sevilla, donde esta estructura no pega en absoluto con la arquitectura de la ciudad.
Como era muy temprano decidimos subir, pagando 2€ por persona. ¿Merece la pena? Pues la verdad que no, porque estar viendo los áticos de todos los vecinos y a los vecinos en bata no es plato de buen gusto ni para ellos ni para nosotros. Tiene vistas bonitas, pero esta estructura carece de sentido, y muchos sevillanos ni pasan por aquí, ya que ellos no aprobaron esta construcción.

Por otro lado deberían limpiar más la zona, ya que hay bastante suciedad en la zona, y oxido en sus pasarelas.

  1. Plaza de Toros La Maestranza:

Encontrar la plaza de toros de Sevilla no es nada complicado, ya que seguramente visitareis la Torre del Oro, y recorrerás el borde del Río Guadalquivir, por lo que a unos cientos de metros de la encontrareis. Nosotros no somos amantes de los toros, por lo que no la visitamos. Eso sí, los autobuses llenos de chinos llegaban a espuertas, para ellos es una de las cosas Typical Spanish.

  1. Tablao Flamenco Lola de los Reyes

Una de las cosas que no os podéis perder en Sevilla, es un espectáculo de Flamenco, y si podéis encontrar uno de ellos “menos turístico” mucho mejor. Después de recenar en Triana, nos recomendaron el Tablao Flamenco de Lola de los Reyes, al llegar, nos dijeron si teníamos reserva… y lógicamente le dijimos que no. Pero no hubo problemas, ya que al estar cerca comienzo del espectáculo, y la sala aún no estaba llena, nos permitieron el paso.

¿Cuál es nuestra opinión del Tablao Flamenco de Lola de los Reyes?

Pues… un poco “raro”. La mayoría de las personas parecen ser “amigos” de Lola, por lo que ocupan las pocas sillas que existen en el pequeño local, por lo que no te sientes cómodo en ningún momento. Otra de las cosas por las que no nos sentimos muy cómodos es por los camareros y su agobio para que no pares de pedir bebidas. A nosotros nos trajeron la bebida sin nada para acompañarla, mientras que a los “amigos de Lola” siempre iban acompañados con algún Snack.

En cuanto al espectáculo… podríamos opinar que es el mejor de nuestra vida, ya que solo hemos visto este en directo… Si miráis por Tripadvisor seguro que encontrareis mejores opiniones que la nuestra. De algo que no entendemos, no podemos opinar, por eso solo opinamos de nuestra sensación en ese local.

  1. Plaza de Cabildo

Caminando por la Avenida de la constitución y entrando en un pequeño callejón, tenemos una de las plazas más bonitas de Sevilla, donde montan un pequeño mercadillo de antigüedades e intercambio de sellos, monedas, tebeos…

Nos encantan este tipo de cosas, y la verdad, que viendo muchas cosas de las que vendían… me vino la idea de desempolvar las cajas de mi infancia y hacer negocio, XD. Os recomendamos pasaros por esta plaza, y mirar hacia arriba, no os dejará indiferente.

  1. Barrio de Santa Cruz y las 3 cruces.

Este barrió está situado junto a la Giralda, y está formado por un conjunto de callejuelas que combinan el turismo en masa, con vecinos realizando sus tareas cotidianas.

En este barrio encontramos decenas de pequeños patios de flores en las casas, los cuales los podéis observar a través de las rejas.

Otra de las cosas que podéis hacer, es visitar la plaza de las tres cruces. Nuestra compañera de viajes nos contó que las pusieron porque se celebraban actos un tanto “satánicos” décadas atrás años.

  1. Comer y pasear por el Barrio de Triana.

 Este barrio no os lo podéis perder, tiene un carácter propio, esta ajeno al turismo en masa del centro de Sevilla, pero aun así… es un barrio que nos os encantará. Recorrer con tranquilidad sus calles empedradas, degustar el pescaito fresco recién frito, y sentarse a contemplar el Gran Guadalquivir.

  1. El Alcázar, La Giralda, La Catedral de Sevilla, El Archivo de Indias, Torre del Oro…

 Entrar a visitar todos los monumentos de Sevilla con tan poco tiempo es imposible. Las colas en muchos casos son enormes… como la de subir a La Giralda.

Si queréis visitar El Alcázar… tenéis que ir con tiempo, ya que uno de mis amigos ya lo había visitado y estuvo 5 horas en su interior… Haciendo un pequeño calculo,  necesitaríamos un mínimo de 4 noches, para tener una opinión real, de la ciudad de Sevilla.

Y hasta aquí… nuestra visita a Sevilla, espero que os haya gustado! Y que tengáis las mismas ganas de ir a esta ciudad como nosotros!.

Y recordad…  Recuerda pensar un poco más en ti y hasta dónde quieres llegar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.